Agronomia Al dia

Evapotranspiración Y Agricultura De Regadío Para Mejorar El Cultivo

La Agricultura De Regadío se trata todo suministro de grandes cantidades de agua en los cultivos. Esto se realiza con la ayuda de distintos métodos artificiales de riego. Para elaborar un proyecto con este tipo de agricultura, se requiere de grandes inversiones económicas. Por otra parte es fundamental que exista un especial cuidado en la infraestructura hídrica.

Quizás también te interese leer:  Agricultura Inteligente: Sustentabilidad, Eficiencia Y Competitividad

El cuidado que se debe realizar específicamente para llevar a cabo este proyecto, es el del mantenimiento de canales, zanjas, aspersores, estanques y los demás elementos que exigen a su vez un desarrollo técnico avanzado. Entre los cultivos típicamente de regadío destacan el arroz, los frutales, el algodón, la remolacha y las hortalizas. Estas son las siembras que requieren de mayor riego.

Riego en siembra

Al tener alguno de estos sembradíos, se requiere una mayor inversión. La construcción de la infraestructura debe tener un diseño bien elaborado. Además, debe existir relevancia en el mantenimiento y gastos de agua. Todo esto es derivado de la Agricultura De Regadío, en la que se debe suministrar agua en los cultivos a través de varios procedimientos elaborados.

Las diversas tácticas que se requieren en este tipo de agricultura se pueden emplear en distintos tipos de climas. Sin embargo, se aplican de forma principal en zonas semiáridas y áridas del planeta. El principal destino de la Agricultura De Regadío es el agua, por esta razón no debe faltar. Se debe estudiar muy bien cómo se aprovecha el agua y para obtener estos resultados es preciso distinguir entre el uso y el consumo.

Métodos Comunes De Riego

Es indispensable conocer cuánta agua se va a utilizar en un terreno. El consumo que se va a emplear, va a depender del tamaño del predio y por eso el agricultor, antes de invertir debe estar atento con cada detalle y el tipo de cultivo en el que va a realizar sus proyectos de inversión y así visualizar las propiedades de la siembra.

Para que una siembra tenga las propiedades benéficas de cualquier cultivo de calidad, debe tener un excelente cuidado. Sin embargo, lo principal está en el riego. Regar el cultivo no se hace de una única forma, sino que tiene diversos métodos. Los hay de distintas maneras, pero aquí se mencionarán específicamente los más usados o más comunes a nivel mundial.

También puedes leer:  5 Datos Relevantes Acerca Del Uso De La Agricultura Convencional

  • Riego por aspersión: El riego por aspersión consiste en rociar el agua en gotas por la superficie deseada. El objetivo principal de este tipo de riego, es producir un efecto que se asimile al de la lluvia.
  • Riego por infiltración o canales: A través de este tipo de riego que es por infiltración se puede distribuir el agua por todo el cultivo que esté ubicado alrededor de las canaletas que han sido ubicadas de manera estratégica, para hidratar las siembras.
  • Riego por goteo o riego localizado: El riego de goteo libera gotas o un chorro fino, a través de los agujeros de una tubería plástica que se coloca sobre o debajo de la superficie de la tierra.
  • Por arroyamiento o surcos.

Riego En Siembra De Girasoles

  • Por inundación o sumersión, generalmente, en bancales o tablones aplanados entre dos caballones.
  • Por drenaje.

De los métodos que han sido mencionados, el más utilizado es el habitual riego por inundación. Entre los proyectos de Agricultura De Regadío, este tipo de método se presenta en más de un 80%. Sin embargo, actualmente se menciona otra de las técnicas antes mencionadas. Se trata de la técnica que se utiliza a través del riego por aspersores o por goteo.

Aun cuando el riego por goteo necesita mucha más inversión que otros tipos de riegos, es cada vez más utilizado. La razón de esta selección, se debe al fuerte ahorro futuro que conlleva. Esto se debe a que existe mayor una eficiencia en el uso del agua que se aplica en los cultivos o siembras.

La Evapotranspiración Del Cultivo

Un mismo litro de agua puede usarse y reutilizarse para navegar. Mientras, se realiza este procedimiento se puede generar electricidad o ducharse. Es decir, que este mismo litro sólo puede consumirse una vez. Esto ocurre porque el consumo implica que el agua pasa a la atmósfera por evaporación o transpiración. De esta manera se destaca que no puede reutilizarse.

Un cultivo bien regado, reproduce artificialmente estos procesos. Ya que aunque los mismos sean expuestos a climas secos y cálidos, también tienen una elevada “evapotranspiración”. El proceso de evapotranspiración consiste en la evaporación del suelo y la transpiración de las plantas, de manera consecutiva. Por esta razón, se dice que el regadío consume mucha agua.

Generalmente, cada cultivo o siembra necesita evapotranspirar una cantidad de agua determinada. De esta forma se va a producir una determinada cantidad de alimento. Lo que implica que al hablar de la cantidad de agua que consume la agricultura de regadío, en realidad se estaría tratando el tema de la cantidad de alimento que produce.

La evopatrosparación en definitiva, lo que quiere decir es que si se llega a disminuir la cantidad de agua que se consume en el regadío, traerá como consecuencia la disminución de la cantidad de alimento producido en el mismo cultivo.

Presión Sobre La Agricultura De Regadío

Al consumir el agua la agricultura, se estará generando en ese momento grandes tensiones a nivel mundial. Esto es porque además del continuo incremento de la población mundial, los países emergentes están mejorando su nivel de vida. Algunos están consumiendo mayores cantidades de alimentos y por lo tanto necesitan cantidades crecientes de agua para su producción.

Novedad En Forma De Riego

Sin embargo, las regulaciones agrarias y medioambientales se limitan a la producción agraria en los países desarrollados. Esto puede generar un flujo de superficies dedicadas a la producción agraria hacia los países emergentes. Además de ello, los nuevos usos no alimentarios de los productos agrarios (energía, productos de síntesis) implican una presión adicional importante sobre la agricultura y sobre el agua que la nutre.

Tal vez quieras leer:  5 Características Y 3 Tipos De Agricultura Comercial De Gran Provecho

Los factores mencionados anuncian una creciente presión para racionalizar lo que es el consumo del agua en el regadío. Exigiendo así mejores políticas de gestión y más tecnología para poder alimentar a la creciente población mundial. Ya que el consumo del agua no explica por completo la problemática del regadío. Cuando se riega una siembra, se emplea un conjunto de agua superior a la que éste consume.

La razón de este resultado es que los sistemas de riego son completamente eficientes. De hecho, es necesario que una cierta cantidad de agua circule a través del suelo, arrastrando así las sales y otros compuestos. De esta manera se evita la acumulación excesiva de contaminantes, naturales o antrópicos, en el suelo. Esto significa que el regadío siempre usa más agua que la que consume.

La producción agrícola de frutos, vegetales y otros tipos de plantas, aportan muchos beneficios a los seres humanos. Por otra parte, algunas personas tienen la idea errada de que este tipo de proyectos requieren poca inversión, ya que no merece tantos cuidados como ocurre con los animales. Sin embargo, este pensamiento es el que produce a futuro un fracaso en la producción de los cultivos, pudiendo así dañar las siembras.

El constante riego de agua, es lo que fundamentalmente se requiere para la Agricultura De Regadío. Por esta razón, la elaboración de un proyecto agrícola de siembra debe tener en consideración el buen manejo de implementos y un excelente diseño para la construcción de la infraestructura hídrica. De esta forma se obtendrán los mejores beneficios y las plantas absorberán su alimento con mayor fluidez.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.