Agronomia Al dia

La Fertilización En Maíz: Edáfica, Foliar, Y Sus Beneficios.

La producción de maíz implica una serie de prácticas, entre las que podemos resaltar la fertilización del maíz, tema central que desarrollaremos a continuación.  La fertilización corresponde al factor que determina el desarrollo de las plantas que serán sembradas o que se encuentran en crecimiento. Por medio de este proceso se aportan nutrientes que contribuyen a la funcionalidad biológica del cultivo y la composición de tejidos de raíces, tallos, hojas y frutos.

Los requerimientos nutricionales para la Fertilización En Maíz, principalmente son de nitrógeno (N), fósforo (P) y potasio (K), y en menores cantidades, boro (B), magnesio (Mg), azufre (S), molibdeno (Mo), y zinc (Zn). Cabe destacar que la fertilización en maíz se puede realizar tanto edáfica como foliar; incluso ambas en un mismo cultivo.

Te invito a leer también: La Importancia De Añadir Fertilizantes Nitrogenados A Los Cultivos

Fertilización De Maíz

¿Cómo hacer la fertilización edáfica en maíz?

La fertilización edáfica puede hacerse con urea. Ésta debe hacerse en terrenos con poca humedad. Se debe disolver 400 g de urea en 20 L de agua, y hacer las aplicaciones en la base de la planta para la absorción por parte del sistema radical.

¿Cómo hacer la fertilización foliar en maíz?

La fertilización foliar puede hacerse fraccionada en 3 partes del N total. La primera dosis de foliar se puede aplicar a la semana, a los 15 días la segunda parte, y la tercera a los 15 ó 20 días.  El abono foliar debe ser una mezcla de 50 cc de abono líquido en 20 L de agua esparciéndolas en hojas y tallos.

Cualquiera de las dos formas, tanto edáfica como foliar, pueden ser aplicadas al cultivo por medio de una asperjadora de espalda. Estas aplicaciones mencionadas son equivalentes a 10-15 g de nitrógeno por planta, de forma edáfica, y 5-8 cc por planta, de forma foliar.

Beneficios de las aplicaciones foliares

Con las aplicaciones foliares se logra obtener un mejor fruto, ya que las hojas obtienen un mayor vigor; se conservan más verdes y además se acelera el desarrollo. La fertilización foliar, optimiza el crecimiento de las ramas y hojas, mediante una mejor fotosíntesis y disminuye la caída de las mismas, beneficiando con todo esto, el crecimiento del fruto.

Fertilización Foliar

Un plan de fertilización depende de muchos factores

Para elaborar un plan de Fertilización En Maíz se deben considerar factores como frecuencia de aplicación, cantidades, épocas, y horas del día. Igualmente, un plan de fertilización no sólo dependerá de los requerimientos del cultivo sino también de las características ambientales de la zona, la densidad del cultivo, y del tipo de suelo.

Hay que tener en cuenta que si el suelo es arenoso, las cantidades a aplicar deben ser menores que en suelos arcillosos. Además, una fertilización eficiente en el cultivo de maíz debe estar acompañada de un Ph del suelo entre 6-7y temperaturas del terreno entre 16 y 18 ºC.

Quizás también quieras leer: 7 Pasos Fáciles Para Sembrar Maíz Y Su Importancia Para El Ser Humano

Fertilización En Maíz con rendimiento de 4 t/ha de granos

Un cultivo de maíz con rendimientos de 4 t/ha requiere aproximadamente las siguientes cantidades de nutrientes:

  • 110 Kg de nitrógeno
  • 40 Kg de fósforo
  • 80 Kg de potasio
  • 7 Kg de calcio
  • 6 Kg de magnesio
  • 6 Kg de azufre

Rendimiento Del Grano De Maíz

Cantidad y época de aplicación de los nutrientes

El periodo de demanda máxima de nitrógeno es desde 10 días antes de la floración, hasta 25 días después de ella. Los requerimientos de nitrógeno durante el segundo mes después de la siembra son bajos.  La cantidad de nitrógeno que se va a aplicar depende de la densidad de siembra, de la condición del suelo y de la cosecha anterior. Se aplican 80 a 140 Kg/ha de nitrógeno para los híbridos y de 40 a 70 Kg/ha para variedades locales.

El suministro de nitrógeno puede hacerse en dos aplicaciones. Se aplica el 30% del total de nitrógeno antes o durante la siembra y el 70% restante antes de la floración. Esto evita que las lluvias durante el periodo de cosecha, profundicen demasiado el nitrógeno y este quede lejos del alcance de las raíces. Si el maíz es precedido de cultivos tales como alfalfa y frijol, entonces se debe tener cuidado de aplicar menores cantidades de nitrógeno por cantidades de residuo.

En cuanto al fósforo, el suelo contiene menores cantidades de este elemento, en comparación con nitrógeno y potasio. El fósforo es necesario para el crecimiento de las plántulas. Debe ser aplicado antes o al momento de la siembra, a razón de 10 a 40 Kg/ha. Los fertilizantes fosfatados favorecen el crecimiento vigoroso de la planta.

El maíz requiere una cantidad de potasio relativamente alta, sobre todo tres semanas antes de la floración. Se aplica potasio antes o al momento de la siembra a razón de 30 a 70 Kg/ha . Los demás elementos importantes en el maíz son el manganeso, el cobre, cobalto y el zinc.

¡Un manejo balanceado de nutrientes es muy importante!

El balance nutricional es un concepto vital en la fertilidad del suelo y en la producción de cultivos de alto rendimiento. El N puede ser el nutriente más limitante de la producción, pero en ausencia de cantidades adecuadas de otros nutrientes, el N por sí solo no puede cumplir con su función y el resultado es la pérdida de este nutriente.

El manejar adecuadamente la combinación y balance entre nutrientes puede lograr que la maduración del cultivo sea la más adecuada y sirva de indicativo para sacar el producto al mercado en el mejor momento; tanto por aspectos agronómicos, como por factores de precio. La planta de maíz que no recibe los nutrientes adecuados en las proporciones justas y en el momento adecuado no logra el rendimiento máximo.

Lo anterior ocasiona, por ejemplo, disminución en el crecimiento y retrasos en la maduración. En definitiva, la fertilización adecuada y balanceada, acelera y favorece la maduración y asegura los mejores rendimientos.

Absorción de Nutrientes

La cantidad de nutrientes absorbidos durante los primeros 21 días después de la siembra es bajo, comparado con la absorción total del cultivo y representa alrededor de 8% del total. Sin embargo, la asimilación de N es máxima durante la etapa de la floración y ésta puede llegar a representar cerca del 66% del total de nutrientes acumulados. En el caso del K, la asimilación del 85% del total a absorber durante el ciclo se da antes de la floración, cerca de los 65 días de ciclo, por lo que se recomienda evitar aplicaciones tardías de K.

Absorción De Nutrientes En El Maíz

La aplicación de nutrientes con fertirriego: Excelente alternativa

Las aplicaciones de nutrientes a través de los sistemas de goteo han llegado a ofrecer una buena alternativa en maíces de alto rendimiento. Estos sistemas, además de facilitar la aplicación de los fertilizantes, ahorran costos en su aplicación y pueden ahorrar al sustituir fuentes que hagan más eficiente la asimilación de nutrientes y resulte en un mayor rendimiento por peso invertido.

La utilización de sistemas de fertirriego son una excelente alternativa al tener el potencial de incrementar los rendimientos significativamente y ahorrar costos al poder seleccionar las fuentes más concentradas de N, P y K y aplicarlas con una gran eficiencia y control.

Para que la Fertilización En Maíz, bien sea por vía edáfica o foliar, sea efectiva y se obtengan los resultados esperados, se recomienda que las aplicaciones se hagan en las horas más frescas del día, en las que la radiación es la mínima y la planta está más lejos de sufrir estrés por altas temperaturas. De esta forma ella aprovecha mejor los productos aplicados porque conserva más la humedad y por ende los nutrientes, la transpiración sería la mínima.

Puede que te guste también: Cosecha De Maíz: 3 Métodos Manuales Para Obtener Una Cosecha Ideal

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.