Agronomia Al dia

5 Técnicas en injerto de aguacate para mejorar la producción

El mercado del Aguacate va en aumento, su rico sabor unido a sus propiedades y complementos cada vez más, forman parte de la dieta a nivel global. Su método de reproducción es sexual, es decir tanto el patrón como la yema las obtendremos a través de la semilla. El injerto de aguacate permite tener mejores frutos, más resistencia en la planta, una mejor adaptación y una excelente producción.

Tipos de injertos en aguacate.

3 Actividades que debemos llevar a cabo antes del injerto.

1. Selección de la semilla.

Hay que tener en cuenta que la semilla de aguacate es muy delicada y su germinación es relativamente rápida. Para poder utilizar la semilla para la propagación vegetativa las plantas debe estar en su madurez fisiológica.

Se ha comprobado que el desarrollo de la planta va unido al tamaño de la semilla. Si estás proceden de semillas que están en el piso, es importante que no estén mucho tiempo en el suelo, pues se estropean con gran facilidad. Vamos a descartar todas esas semillas que presenten manchas, ataques de insectos o pudriciones.

2. Limpieza de las semillas.

Para quitarle toda la suciedad, se lavarán muy bien las semillas, si es posible se le tratará de retirar la cubierta delgada que la recubre. Luego procederemos a sumergirlas en un baño a base de Rogor y Zineb, extendiéndolas después en un sitio seco y aireado.

3. Siembra.

Se recomienda siempre sembrar lo antes posible, ya que el poder germinativo de las semillas de aguacate es muy corto. La siembra es recomendable hacerla (si no estamos en el trópico) al final del verano o a principios de otoño. Para la siembra algunas personas suelen cortar un poco la parte punteada de la semilla que la germinación se lleve a cabo en menor tiempo.

Es muy común que nazcan varios tallos de la misma semilla; entonces se suprimen los más débiles dejando el más vigoroso. Las plántulas generalmente nacerán al mes de sembradas.

5 Tipos de injerto de aguacate.

La injertación en este frutal es una práctica muy delicada, su técnica es igual a la que ocurre con todos los frutales. Una dificultad que se nos puede presentar en el injerto de aguacate se debe a los compuestos oxidantes contenidos en la savia de la planta. El corte que se realiza para unir la yema con el patrón, al estar en contacto con el aire, se oxida rápidamente, dificultando la soldadura. Por eso la ejecución debe ser sumamente rápida.

Para la elección de las yemas debemos tener presente los siguientes criterios:

1. Escoger yemas que provengan de ramas que tengan entre uno y dos años de vegetación.

2. Las ramas deben venir de la parte más soleada del árbol para evitar que puedan quemarse una vez injertadas.

3. Las ramas deben elegirse de la parte media del árbol.

La mejor época para la obtención de yemas ocurre entre los meses de junio a septiembre, que a su vez resulta ser también la más recomendada para realizar el injerto.

1. Injerto en escudete.

Se suele realizar entre los meses de mayo a octubre, siempre y cuando la corteza del patrón pueda desprenderse con facilidad y esto ocurre cuando hay una buena cantidad de savia.

Los patrones deben poseer por lo menos el grueso de un lápiz en el lugar a injertar.

Es conveniente injertar alto, por si acaso falla el injerto, entonces podremos injertar más bajo.

Técnica del injerto:

1. Se eliminan las hojas bajas del tallo y se limpia.

2. Se realiza un corte en forma de “T” que puede ser normal o invertida, aproximadamente entre 15 y 20 cm de la base del tallo, la corteza debe levantarse para poder introducir el escudete.

Injerto en escudete (I)

3. Se introduce la yema en el corte “T” de tal manera que entre en contacto con la madera y quede cubierta con la corteza.

4. Para el amarre se recomienda usar cinta plástica, que por su mayor elasticidad y aislamiento permite el paso de la luz. Se dejará al descubierto la yema y el pecíolo de la hoja.

Injerto en escudete (II)

5. Se eliminarán algunos brotes que tenga el patrón para poder estimular el crecimiento del injerto y evitar competencia.

Le quitaremos el amarre al cabo de un mes, luego procederemos a podar el patrón en cuyas plantas el injerto haya prendido. Eliminaremos completamente el patrón cuando el injerto tiene un grosor parecido éste y un desarrollo de 40 cm.

2. Injerto de chapa.

Esta técnica nos da excelente resultados en aguacate, debido a la soldadura de gran superficie que se crea entre el patrón y el injerto. El método más usado es el de la “L” invertida.

Técnica del injerto:

1. Cortamos el injerto (con una o dos yemas) en forma de cuadro, luego abrimos un cuadro también en la corteza del patrón (el hueco debe ser de tamaño superior al injerto).

Injerto en chapa (I)

2. Se encaja sobre el hueco de manera que coincida y entre perfectamente el borde inferior y un lateral.

Injerto en chapa (II)

3. Seguidamente atamos el injerto, debe quedar cubierto totalmente.

Injerto en chapa (III)

3. Injerto de canutillo.

Esta técnica es muy interesante, aunque su realización resulta bastante dificultosa, por lo cual no es muy común observarla.

Técnica del injerto:

1. El injerto es separado por medio de dos cortes circulares y otro vertical en el lado opuesto de la yema.

Injerto de canutillo (I)

2 En el patrón debemos realizar cortes exactamente iguales, tratando de que el grosor de la rama y la portayema sean casi iguales.

Injerto de canutillo (II)

3 En el espacio circular (donde se retiró la corteza del patrón) se coloca el injerto de canutillo procurando que entre perfectamente.

4. El amarre lo podemos hacer con cinta plástica y es igual al anterior.

Injerto de canutillo (III)

4. Injerto de costado.

Al igual que los anteriores, no es prioridad o no es necesario descabezar el patrón.

Técnica del injerto:

1. Se obtiene el injerto por un corte profundo hacia abajo y otro en bisel, para después separarlo en forma de uña que llevará parte de madera.

Injerto de costado (I)

2. Este mismo paso lo realizamos con el patrón, procurando que el injerto entre perfectamente en el hueco.

3. Se coloca el injerto sobre el patrón, ajustando bien los bordes.

Injerto de costado (II)

4. Realizamos el amarre con cinta plástica sin cubrir la yema.

Injerto de costado (III)

5. Injerto punta de corona.

El injerto punta de corona es conveniente realizarlo entre los meses de noviembre a marzo. Esta técnica de injerto se emplea casi exclusivamente en árboles ya grandes, cuando el agricultor desea cambiar la variedad. Puede ser simple o múltiple, según lleve una o varias púas.

Técnica del injerto:

1. Las púas debes tener un tamaño promedio de 15 cm de longitud, con un número de yema que oscilen entre 3 y 5. Las obtenemos rebajándolas longitudinalmente en su parte inferior, es decir son las que van a ir unidas al patrón.

Injerto punta corona (I)

2. Se poda o se descabeza el patrón a la altura que se quiere iniciar el nuevo árbol, lo recomendable es que sea a 0,60 cm del suelo.

3. En la corteza del patrón se realizan cortes verticales de unos 10 cm, levantando solo uno de los bordes.

4. La parte de la corteza no levantada se rebaja para que se ajuste a ella la púa y exista una mayor superficie de contacto.

Injerto punta corona (II)

5. Cuando introducimos la púa o púas deben quedar en contacto directo con el patrón para que se dé la soldadura.

6. Una vez realizado el injerto, procedemos a atar fuertemente y cubrir los bordes con betún de injertar.

Injerto punta corona (III)

Existen otras técnicas de injerto de aguacate, pero las mencionadas son las más utilizadas y las más sencillas realizar. Además tienen un mayor número de probabilidad a la hora de que se unan sin ningún problema el patrón con el injerto para crear o producir la variedad que deseamos. 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.