Agronomia Al dia

La Poda Puede Mejorar La Forma Y Desarrollo De Tus Plantas

La Poda es una práctica agrícola que consiste en recortar un árbol o arbusto, para mejorar uno o varios aspectos de esta planta, como son mejorar su desarrollo, incrementar el rendimiento del fruto; obtener formas deseadas de la planta; es decir, mejorar la arquitectura de ésta. En urbanismo, por ejemplo, se emplea para prevenir caída de ramas, y por otro lado, controlar el tamaño de árboles cuya ubicación no permite su desarrollo completo o interfiere con el espacio de bienes o propiedades urbanas.

A  pesar de todas las bondades de esta técnica, con frecuencia se practica de forma inadecuada, ocasionando daños como pudriciones de la madera, que acortan la vida de los árboles. O también talas demasiado radicales que comprometen el desarrollo y supervivencia de la planta. La poda a realizar dependerá del tipo de árbol y de la finalidad que se persiga con esta práctica. A continuación te presentamos algunos tipos de podas que suelen emplearse.

Poda De Árboles

Te invito a leer también4 Pasos Fáciles De Plantar Peonías En Tu Jardín ¡Una Belleza Milenaria!

3 Tipos de Poda

Existen diversos tipos de poda de acuerdo a la necesidad de las circunstancias. Ellas serían: poda de formación, de mantenimiento y de rehabilitación o renovación.

1. Poda de formación

El objetivo de la poda de formación puede ser diverso. Un árbol que se utilizará para sombra en aceras de calle, deberá tener cierta forma que le permita coexistir con todos aquellos factores urbanísticos que se puedan presentar. Así como también, para lograr ramas balanceadas y equilibradas, el tipo de poda también dependerá del tipo de propagación, como por ejemplo ocurre en plantas de cacao, es decir, si son plantas de semilla el proceso de poda es diferente de si provienen de estacas.

Si los árboles provienen de semilla, la poda es más fácil. Se espera a que se forme la horqueta o molinillo, dejándole unas tres rama equidistantes, a veces éste molinillo se forma muy abajo (menos de 1,5 m de altura), por lo que al emitir los chupones se dejará el que se considere mejor localizado, el cual formará más arriba la segunda horqueta, conformando la copa definitiva del árbol, por ello se deben eliminar los próximos chupones, evitándose una altura exagerada de la copa. A medida que se forman los pisos superiores, los inferiores van desapareciendo.

Si son plantas de estacas, la poda es intensiva, el árbol tendrá un crecimiento horizontal, por lo que se deben ir podando las ramas que se encuentren muy cerca del suelo e ir dejando las que presenten un crecimiento vertical. A veces se recomienda el uso de un tutor, el cual ayudará a un crecimiento lo más erecto posible. Ocasionalmente se forman ramas de crecimiento ortotrópico sobre las ramas plagiotrópicas, por lo que se deben aprovechar para lograr una planta lo más parecida a las de semilla.

Poda De Formación

2. La poda de mantenimiento o saneamiento

Se realiza después de cada cosecha, en épocas secas cercana al inicio de las lluvias y antes del inicio del periodo de floración. Consiste en eliminar ramas secas, enfermas, deformes, entrecruzadas, chupones y plantas parásitas. La Poda de chupones debe ser frecuente, ya que es más fácil eliminar uno joven, recién brotado que uno leñoso. La frecuencia de poda es difícil de establecer, ya que dependerá de la rapidez de crecimiento, según las condiciones climáticas; también de los hábitos de crecimiento, presencia de enfermedades, costo de la mano de obra, accesibilidad a la plantación, topografía del terreno. Se recomienda una poda ligera en el interior de la copa a fin de mantener una adecuada aireación.

3. La poda de rehabilitación o renovación

Se realiza en casos de presentarse daños en las copas y ramas principales o que el árbol sea muy viejo. Consiste en ejecutar una poda intensa a fin de bajar el volumen de la copa. Ésto, si es que el árbol está en condiciones de seguir produciendo. También se realiza en aquella planta que tenga un ataque severo de alguna enfermedad, como cáncer del tronco, dejando solamente las ramas sanas, a veces hasta se deja solo un pedazo de tronco, se espera la emisión de chupones a fin de escoger uno basal que pueda sustituir a la planta madre. Por otro lado aquellas plantas que han estado improductivas también se eliminan y se deja el espacio para la siembra de una nueva planta.

Importancia de la poda

La poda es sumamente importante ya que es la que permitirá una buena formación del árbol y por ende un excelente desarrollo.

6 Objetivos que se buscan con la poda

  1. Promover un buen crecimiento del follaje
  2. Facilitar las labores de cosecha
  3. Rehabilitar árboles que han perdido su forma
  4. Mejorar la Arquitectura del árbol
  5. Regular la entrada de aire y luz al interior de la copa, logrando disminuir de esta forma la incidencia de patógenos como hongos
  6. Obtener árboles con el mayor número de ramas productoras

¿Cómo hacer los cortes sin dañar la planta?

Se recomienda que los cortes sean hechos lo más parejo posible, lisos y de abajo hacia arriba, evitando los desgarramientos. No dejar muñones, el corte deberá ser en bisel. Para las ramas jóvenes se usarán tijeras de podas. Se deben desinfectar las herramientas con formalina, cloro u otro producto cada vez que iniciemos la poda en otro árbol, así se evitará la transmisión de enfermedades. Los cortes deben ser cubiertos con una pasta protectora.

También te podría interesarLa Agricultura De Conservación Como Ventaja Para El Medio Ambiente

Cortes De Poda

4 Recomendaciones para realizar una poda adecuada.

  1. Emplear herramientas muy bien afiladas y desinfectadas, para evitar desgarramientos de las ramas y contaminación por patógenos.
  2. Evitar dejar ramas entrecruzadas que impidan la entrada de luz y aire.
  3. Dejar la copa a una altura conveniente para su cosecha, si el eje principal tiene unos 2m, las ramas estarán a unos 3-4m, por lo que esa sería la máxima altura.
  4. No eliminar ramas viejas por capricho, ya que la producción de frutos es en ramas adultas.

Podas de floración

En muchas especies eliminar la flor estimula la producción de nuevas flores. Coronitas de novia, jazmines y lavandas, entre otras, podadas regularmente después de la floración, estimula el desarrollo de nuevas ramas y una profusa floración en la temporada siguiente. Pero esto no debe ser tomado como regla general porque si realizáramos lo mismo sobre una santa rita o un rosal trepador el resultado sería una cantidad de “chupones” o sea, ramas vigorosas que no florecen.

Poda De Floración

No todas las especies se comportan igual

La capacidad de generar rápidamente raicillas nuevas es lo que determinará cuánto debemos podar. Plantas como las palmeras, que requieren calor para su trasplante, no necesitan podas drásticas. Los árboles o arbustos que no crecen o lo hacen con síntomas de un deterioro cada vez mayor, requieren una poda de rejuvenecimiento, además de fertilizaciones estimulantes con nitrógeno.

Los cítricos no se podan, una poda intensa o mal realizada puede provocar lo que se denomina alternancia. Es decir que un año dará poca fruta pero de gran tamaño, pero al siguiente, mucha y pequeña. Para normalizarlos se elimina parte de la fruta en formación en este último caso.

Recuerde siempre que estas prácticas de Poda variarán con los distintos tipos de especies vegetales. Por ejemplo, un fresno, un roble o una magnolia activará sus yemas por todo el tronco, aún en plantas longevas. Cipreces o cedros no podrán reponer lo perdido, las ramas restantes pueden llegar a cubrir el espacio libre, pero nunca desde la regeneración por yemas en el tallo, pues no las tienen.

Quizás también te guste: La Producción De Flores De Corte A Través Del Mundo

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.