Agronomia Al dia

5 Pasos Sencillos Para Sembrar Ajo Y Repelentes Para Tus Plantas Con Ajo

Sembrar Ajo es un plan ideal para un jardinero principiante o experimentado. Cuando un bulbo de ajo es plantado en la tierra crea una enredadera. Tú puedes sembrar diferentes clases de ajo en una maceta. Tales como: ajo blanco perla, ajo francés y ajo púrpura de Moldavia.

El ajo puede ser plantado en interiores utilizando recipientes, donde puede ser cultivado en la mayoría de las estaciones.   El ajo o, como se denomina científicamente Allium sativum, presenta diversas variedades. Sin embargo, quien se lleva toda la palma de popularidad es el ajo blanco.

Cultivo De Ajo Te Invito a que leas también:  8 Datos Importante Para Cultivar Coliflor! Una Hortaliza Fácil De Producir!
La planta tiene una raíz bulbosa que se denomina “cabeza” y está compuesta por entre 6 y 12 bulbillos (denominados dientes), que se unen en su base por una película delgada de color blanco.  Las hojas del ajo son macizas, a diferencia de las de la cebolla que son huecas, y en algunas poblaciones suelen utilizarse para sazonar platos y/o realizar salsas.

De la familia de las Liliáceas y originario de Asia Central, su cultivo se extendió ampliamente por todo el mundo rápidamente. Algunos textos antiguos indican que 3.000 años a. C. el ajo ya era consumido en la India y en Egipto.  Importantes poblaciones como los egipcios, los romanos, los griegos han incorporado al ajo en sus tradiciones para así disfrutar de su sabor y beneficios. El continente americano recién conoció el ajo a finales del siglo XV cuando los españoles lo introdujeron tras su campaña de conquista.

Es una planta bastante rústica, que se adapta bien a diferentes climas y tolera bien el frío del invierno. Para la formación del bulbo necesita temperaturas suaves y no le gustan las temperaturas excesivamente cálidas del verano.  Por lo tanto, suele cultivarse para que forme el bulbo en primavera. Sin embargo, en macetas, puede plantarse durante todo el año. En macetas de 12 x 12 x 12 cm. funciona muy bien.

5 Pasos Sencillos Para Sembrar 

Pasos Para Sembrar Ajo

1. Sembrar La Semilla Del Ajo

Lo mejor sería sembrarla directamente en el suelo sin usar el vivero. Cada semilla se siembra a una distancia de seis a ocho pulgadas y a una pulgada de profundidad. Al ajo no le gusta el calor. Debes sembrarlo en un sitio que reciba cinco horas de sol y no le de mucha calor. Si hace mucho calor riega seguido el suelo con agua.

El suelo donde plantar el ajo debe estar previamente abonado y removido. Si el suelo es muy ligero, se recomienda agregar un buen compost o una capa de estiércol para optimizar la cosecha.

Elige un lugar con mucho sol a la hora de cultivar ajos, ya que es muy beneficioso para la planta, pero hay que tener en cuenta que no debe exponerse al calor excesivo.

2. Primer Riego En La Siembra De Ajo

Una vez que se realizó la siembra de ajo, se debe aplicar el primer riego. Hay que tratar de que el agua fluya lentamente y que no rebase el lomo del surco para evitar que se formen costras que dificultan la correcta salida de la planta ni que el agua se estanque y pudra a los bulbillos.

Los primeros riegos deben realizarse aproximadamente cada 15-25 días, dependiendo de las zonas, la lluvia natural es suficiente para que el ajo se desarrolle de forma sana y natural (salvo de temporadas de sequía)  Los que recién se estrenan en el cultivo de ajo, es importante destacar que 10 días después del primer riego se recomienda realizar otro riego ligero, para favorecer la germinación de las semillas inactivas tras el primer riego.

En cuanto al agua, debes rociar el agua suficiente para dejar el suelo húmedo pero sin crear depósitos de agua. Recuerden que mucha agua hará que sea vulnerable a enfermedades. La planta necesita 5 horas o más de sol diarias pero no soporta mucho el calor. Recuerda cada mes echarle compost al suelo.

3. Podar Nuestra Siembra De Ajo Es Importante

La poda de la planta es importante. Si la planta florece, el tallo floral debe ser cortado cuando alcanza la altura de diez centímetros y de esta manera se podrá obtener una mejor cosecha de ajos.

Raiz De Ajo También Lee:   4 Frutos Rojos Aromáticos Y Deliciosos Que Puedes Cultivar Fácilmente

4. Evita Las Plagas Y Enfermedades

El ajo es un cultivo muy resistente, sin embargo esto no descarta mantenerse atento a su proceso de crecimiento. Algunos problemas básicos a la hora de cultivar ajos son:

Pudrición

Aparece en las primeras fases del desarrollo en caso de condiciones de humedad excesiva. La base del bulbo se reblandece y se pudre.

Gorgojo De Los Bulbos

Se trata de un coleóptero (insecto) que suele aparecer poco antes de la cosecha, durante el mes de mayo, y se come los ajos casi por completo.  Otras plagas y enfermedades que pueden aparecer son:

  • Mosca de la cebolla
  • Tiña del puerro (insecto)
  • Roya del ajo (hongo)
  • Mildiu (hongo)

5. La Cosecha De Ajo 

Si todo ha ido bien, el ajo puede cosecharse tras aproximadamente 3 meses desde su plantación (meses de junio- julio). Los bulbos deben arrancarse cuando las hojas de la planta se hayan marchitado.

Cosecha De Ajo

Una vez que los bulbos se hayan extraído de la planta, se los debe dejar secar al sol durante algunos días para luego trenzarlos. Dicha trenza debe colgarse en un lugar seco y aireado para una mejor conservación de los ajos.

Cuidados Para Sembrar Ajo

1. Mantén tu huerto limpio de malas hierbas.
2. Controlar la cantidad de agua de riego: el exceso de agua es letal para la planta de ajo ya que puede pudrir los bulbos.
3. El cultivo de ajos necesita de un abonado equilibrado en nitrógeno y potasio (ofrece mayor resistencia ante las condiciones ambientales adversas)
4. La planta necesita cinco horas o más de sol diarias pero no soporta mucho el calor.

Repelentes Naturales A Base De Ajo

El ajo es un repelente natural utilizado en la agricultura orgánica, muchos de los extractos se realizan con él. Este repelente es de amplio espectro, por lo que puede utilizarse para plagas como pulgones, larvas y otros insectos masticadores.

Ajo Como Repelente

Ingredientes para hacer un repelente natural:

  • Un ajo mediano
  • Un chile picoso
  • Un frasco de vidrio
  • Alcohol
  • Agua

Preparación:

Pela los dientes de ajo, córtelos a la mitad y colócalos en el frasco. Haga lo mismo con el chile.  Rellena la mitad del frasco con alcohol y la otra mitad con agua.  Cierra el frasco y etiquetar, ponga la fecha e ingredientes. Deje reposar en un lugar fresco y sin luz directa durante un mes.

Aplicación:

Diluye el repelente 1:10 con agua y aplique a sus plantas por la tarde.

Siembra De Dientes De Ajo Como Repelente

Siembra de dientes de ajo como repelente en macetas con otras plantas. Siembra de dientes de ajo como repelente en macetas con otras plantas. Muchas veces podemos encontrarnos con problemas de plagas y enfermedades en nuestro suelo y plantas, al sembrar ajo podemos repeler y hasta eliminar estos problemas.

Si contamos con un suelo donde frecuentemente tenemos problemas de enfermedades, podemos sembrar ajo una o dos temporadas para reducir o eliminar ese problema. Por otro lado, también podemos sembrar ajo junto a nuestras plantas para evitar enfermedades, como por el ejemplo, el jitomate. La meta de la siembra de estos ajos no es su producción sino simplemente el beneficio que nos da como repelente.

Sembrar ajo como pudiste leer es muy fácil  y no necesita de muchos cuidados, si logras cultivar ajo tendrás muchos beneficios, ya que sirve para cuidar tus plantas, mejora tu salud y además puedes hacer un dinero extra vendiendo ajo.

Te dejo para que leas sobre:  3 Métodos Para Cosechar Café Con Éxito Y Disfrutar Del Momento!

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.