Agronomia Al dia

5 Excelentes datos para lograr una buena siembra de ajos

Antes de iniciar tu siembra de ajos, es necesario que conozcas algunos aspectos de esta planta; como los que te describiremos a lo largo de todo este artículo: El ajo, Allium sativum L., es una planta de la familia de las Aliciaceae (liliaceae), originario de Asia Central; aunque existen evidencias que fue utilizado por romanos e incluso egipcios; estos últimos lo utilizaban con fines medicinales.

El ajo es una planta muy conocida, tanto por sus diversos usos en recetas alimenticias, como en su aplicación en la medicina alternativa. También, actualmente, se han hecho estudios sobre sus efectos para repeler plagas agrícolas, dando resultados positivos.

El ajo

5 Características del ajo, Allium sativum L.

1. El sistema radical

Tiene una raíz fasciculada de poco desarrollo (60-70 raíces por bulbo), poco profunda (40 cm), tallo disco basal de 0,5 cm de alto por 1 a 2 cm de diámetro que da origen a raíces, yemas, hojas y tallo floral compacto.

2. Las hojas

De 6-10 hojas/plantas formadas por el limbo plano lanceolado con nervadura principal, tipo gramínea. La vaina es una parte basal delgada que recubre los dientes o bulbillos. La parte superior de la vaina forma el falso tallo y la parte basal recubre la cabeza o bulbo. El conjunto de  vainas de las hojas forman el falso tallo.

3. El bulbo y la bulbificación

El bulbo compuesto o “cabeza”, formado por yemas engrosadas de las hojas, consta de 2-10 hojas membranosas secas; túnicas o catáfilas estériles sin dientes; vainas de hojas viejas; 2-10 catáfilas con “dientes” u hojas fértiles, con 1 a 10 dientes por hoja; vainas de hojas jóvenes; 3-60 dientes por bulbo; el tallo anual verdadero es un disco o plato de entrenudos cortos; el meristema central que origina al tallo tiene forma cilíndrica y compacto.

Para la bulbificación se requiere temperaturas medias diarias mayores de 18 a 20 °C y un umbral de fotoperíodo variable según el genotipo: 11-12 horas, ajos tropicales. 13-14 horas, ajos que crecen hasta los 33 °ls, y 14,5 – 15 horas, ajos que crecen hasta los 44 °ls.

4. Dientes o bulbillos

Los dientes o bulbillos, no son más  que yemas auxiliares vegetativas en estado de latencia o reposo, que constan de hojas protectoras; vaina foliar lignificada; color, blanco crema o púrpura; hoja reservante engrosada (90-95% del peso del diente); hoja de brotación o germinadora, delgada y sin lámina; primordios de hojas verdaderas; tallo anual; un “plato” o “disco” con primordios radicales; desarrollo de “bulbitos aéreos” dentro del falso tallo.

Bulbillos o dientes de ajo

5. Fisiología de latencia, reposo, o dormancia

Inmediato a la cosecha, los dientes presentan latencia o reposo; es decir, no brotan. En la senescencia, los asimilados son trasladados de las hojas a los bulbos; arrastran inhibidores y promotores cuyo balance determina la latencia. La longitud de la latencia depende de: el genotipo, desde 90 hasta 140 días o más; temperatura del almacén, de 5-10 °C. A menos temperatura, menos latencia. Con respecto al tamaño del diente, a mayor tamaño, mayor latencia.

Condiciones climáticas

  • El Termoperíodo

Esta planta tiene buena resistencia a las heladas. Soporta inviernos desde -2,5 hasta -4 °c y mas de 30 °C. Plantación a la bulbificación óptimo 13-24 °C con días cortos. Para la bulbificación a cosecha, optimo: 15-25 °C, con días más largos. La Interacción temperatura-fotoperíodo induce la bulbificación. Baja intensidad lumínica ocasiona follaje excesivo y díficil bulbificación.

  • Vientos

El viento es un importante vehículo de vectores e inóculo de enfermedades. Por lo que hay que tener precaución en este aspecto, en el manejo de este cultivo.

  • Altitud

Su altitud puede ser desde el nivel del mar, hasta 3.700 metros sobre el nivel del mar (msnm). El óptimo es de 1000 a 1800 msnm para producción de semilla. En cuanto a ajo para consumo, la altura es menos relevante.

Preparación del suelo

Para la siembra de ajos, se requiere de un suelo suelto, bien mullido, y con buen contenido de materia orgánica (5-20 t/ha).

La siembra de ajos y 5 datos importantes a seguir

Para la siembra de ajos, suele utilizarse el mismo bulbillo o diente. La profundidad debe ser de 3 a 5 cm; pero podría llegar a ser de 8 cm o más, en regiones con estaciones invernales severas. También puedes sembrar primero en una bandeja o semilleros para trasplantarlos posteriormente, al iniciar la brotación. La posición correcta del bulbillo, para ser sembrado, es señalando hacia arriba con la parte más delgada del diente de ajo.

Sentido del bulbillo de ajo en la siembra

1. Sistemas de siembra

La siembra puede hacerse en lineas simples en surcos, lineas múltiples en camas, eras o platabandas

2. Método de siembra

En este caso, puedes tener la liberta de escoger un método manual o mecánico

3. La densidad de plantación

Se recomienda una densidad de plantación, de 500 a 800 kg/ha, hasta 2000 kg/ha

4. La distancia de siembra

La distancia de siembra puede ser de 15 cm x 8 cm, o 25 cm x 8 cm. A mayor distancia mayor tamaño del bulbo.

5. Tamaño de los dientes

El tamaño  adecuado para un buen desarrollo es de 1 a 2 g/diente para poblaciones entre 400.000 a 800.000 plantas por ha.

El ajo y sus propiedades medicinales

El ajo es una planta que aporta numerosos beneficios; por eso se encuentra entre las plantas medicinales más usadas. Puede actuar como antibiótico natural, antioxidante, anticoagulante, reduce el colesterol, presión arterial, reumatismo. Ayuda a combatir la congestión nasal; por lo que se utiliza en infusiones contra el catarro. También suele utilizarse como control de plagas en cultivos.

La cosecha del ajo

La cosecha, generalmente se lleva a cabo de 16 a 36 semanas después de la siembra. Por supuesto este dato no es exacto, ya que dependerá de varios factores como variedad,  la región, la época del año, entre otros. La cosecha debe realizarse cuando las hojas más antiguas comienzan a secarse y a tener un color característico. Se debe extraer la planta entera (sin quitar las hojas), preferiblemente en días secos y con buena radiación..

Luego de la cosecha deben pasar por un proceso de curado que consiste en extraerle el exceso de agua. Para esto debemos dejar secar los bulbos en plena luz solar durante varios días. Después de este período; el cual termina cuando las hojas y la capa externa de los bulbos están completamente secos; se pueden almacenar como trenzas en un lugar fresco y seco. Se recomienda usar para ésto, varas de madera o bambú, o bandejas.

Almacenamiento y conservación después de la cosecha

En ajos de consumo, las temperaturas óptimas son de 0 a 2 °C y 65 a 70 % de humedad relativa (HR). Pueden ser almacenados de 6 a 7 meses a temperaturas mayores de 24 °C. En ajos para semilla, 15 a 18 °C y HR menor a 70%; pueden ser almacenados de 3 a 6 meses.

Para la conservación de las cabezas es importante mantenerlos en un lugar seco y con buena ventilación. Las cabezas de ajo se pueden almacenar durante aproximadamente un año; dependiendo de las condiciones del cultivo y almacenamiento. Es indispensable la conservación adecuada del material, ya que los dientes y cabezas en mal estado, no duran mucho tiempo.

Nos despedimos dejándote esta recomendación

Si quieres tomar una excelente recomendación antes de dar inicio a tu siembra de ajos, ten muy en cuenta que no puedes plantar ajos en lugares donde recientemente se ha sembrado cebolla, o cualquier otra hortaliza de la misma familia, ya que al hacerlo estas aumentando las probabilidades de que aparezca alguna enfermedad en la plantación.

Y Recuerda siempre eliminar las malas hierbas en tu cultivo, ya que absorben los recursos y nutrientes destinados para éste. La remoción de la maleza se debe hacer durante los tres primeros meses del establecimiento del cultivo. Y para finalizar te dejamos este video muy completo, por si puedas tener alguna otra duda.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.