Agronomia Al dia

Los Sustratos: Funciones, Clasificación, Usos Y Desinfección

Los Sustratos son tierras de cultivo ya preparadas para suplir principalmente los requerimientos de nutrientes y de estructura y sostén para proveer de esta forma un buen desarrollo a las plantas. Las mezclas de sustratos pueden utilizarse en macetas para plantas de jardín, en la propagación de plantas para la germinación de las semilla, el enraizamiento de estacas y acodos, y en la multiplicación a partir de estructuras vegetativas especializadas de propagación.

Las propiedades de tipo físico (porosidad, granulometría, densidad aparente, retención de agua) resultan de gran importancia para el correcto desarrollo de la planta; ya que una vez colocada en los recipientes resultan prácticamente imposibles de modificar sus parámetros físicos iniciales. Las propiedades de tipo químico pueden modificarse mediante técnicas de cultivo adecuadas. Un medio de cultivo o sustrato debe diseñarse para aumentar al máximo su capacidad de retención de agua y buena aireación.

Sustratos

Te invito a leer también 5 Diferentes Tipos De Suelo Que Debes Conocer Para Sembrar

4 Funciones que cumple el Sustrato en las plantas

1. Suplencia de nutrientes
2. Soporte físico y anclaje
3. Almacenamiento de agua
4. Suplencia de oxígeno para el crecimiento de las raíces y de toda a planta

12 Características que debe tener un buen sustrato

1. Alta capacidad de retención de agua
2.Buena aireación
3.Buen drenaje
4.Peso liviano
5.Mantener un volumen constante, tanto seco como húmedo
6.Poseer un pH adecuado al crecimiento de las plantas
7.Estar libre de plagas y semillas de malezas
8.Bajo nivel de salinidad
9.Buen contenido de nutrientes (en el caso de sustratos químicamente activos)
10.Debe poder desinfectarse sin sufrir efectos nocivos
11.Uniformidad de partículas
12.Tasa de descomposición lenta

2 Clasificaciones de los sustratos

Existen distintas clasificaciones de sustratos según su tipo de compuestos, según sus propiedades, según el origen de los materiales.

1. Según su tipo de compuesto

Los sustratos se clasifican según su tipo de compuesto, en sustratos Inorgánicos y sustratos orgánicos.

Sustratos inorgánicos

  • Arena
  • Vermiculita
  • Perlita
  • Anime picado
  • Aliven
  • Espuma fenólica
  • Tierra cristal.

Sustratos orgánicos

  • La turba
  • Fertipollo
  • Aserrín de madera
  • Aserrín de coco
  • Fibra de coco
  • Cascarilla de arroz
  • Virutas de madera
  • Conchas de madera
  • Compost
  • Bagazo de caña
  • Humus de lombriz.

2. Según sus propiedades

Los sustratos se clasifican, según sus propiedades, en sustratos químicamente inertes y sustratos químicamente activos

Sustratos químicamente inertes

Actúan como soporte de la planta, no intervienen en el proceso de adsorción y fijación de nutrientes, por lo que los mismos deben ser suministrados mediante la aplicación de fertilizantes. Algunos ejemplos de sustratos químicamente inertes son:

  • Lana de roca
  • Arena granítica o silicica
  • Arcillas expandidas
  • Perlita
  • Roca volcánica
  • Grava

Sustratos químicamente activos

También sirven de soporte y anclaje, pero a su vez actúan como depósito de reserva de los nutrientes aportados mediante la fertilización, cediéndolos según las exigencias de la planta. Algunos ejemplos de sustratos químicamente activos que podemos mencionar son:

  • Vermiculita
  • Turba negra
  • Turba rubia
  • Corteza de pino
  • Materiales ligno-celulósicos, entre otros.

La Turba

La turba es un musgo que se forma de los restos de vegetación acuática de marismos, ciénagas o pantanos, preservados bajo el agua en descomposición parcial. Se pueden encontrar turbas negras y rubias, extraídas sobre todo de los países del norte de Europa. Estas dos clases se diferencian por su grado de descomposición. Las negras se encuentran a mayor profundidad y están más descompuestas, por eso su color oscuro. Se utilizan en los semilleros, ya que permiten una constante humedad, muy beneficiosa para la germinación de la semilla. Las turbas rubias se localizan a menor profundidad y se emplean en la elaboración de macetas, ya que retienen bien la humedad.

Turba Rubia

Perlita

Materia de origen volcánico de derrames de lava, de propiedades análogas a la arena. Es muy útil para retener humedad y absorción de nutrientes, que posteriormente aporta de forma gradual. Se caracteriza también por su bajo peso, excelente aireación y drenaje.

Perlita

Vermiculita

Es un mineral micáceo formado por silicato hidratado de hierro, magnesio y aluminio. Se caracteriza por su elevada capacidad de absorción de agua y sustancias nutritivas.

Vermiculita

Aserrín de madera

Es un subproducto provenientes de la explotación de la madera. Se caracteriza por su alta capacidad de retención de humedad, retención de nutrientes, alta tasa de descomposición, alta relación carbono-nitrógeno.

Arcilla expandida

Se obtiene sometiendo un tipo de arcilla a 1200ºC. Estas arcillas son capaces de absorber hasta 50% de su propio peso, lo que les permite conservar la humedad óptima para la planta. Por otra parte también aligeran y oxigenan el sustrato.

Poliestireno expandido

Es un material plástico derivado de los procesos industriales. Se emplea con la finalidad de disgregar el sustrato. Se caracteriza por su esterilidad o higiene al ser un material inerte, no se pudre, no se descompone ni enmohece.

Arena

Se caracteriza por su buena aireación, buen drenaje, Baja capacidad de retención de nutrientes, alto peso. Se recomienda usar en combinación con compuestos orgánicos y elegir arenas de ríos y nunca de minas.

Compost

Entre las características del compost podemos mencionar sus niveles variables de materia orgánica, niveles variables de microorganismos útiles para los procesos que se realizan en la mezcla, suministro de elementos nutritivos por largos períodos de tiempo, moderada capacidad de retención de nutrientes, buena aireación y buen drenaje.

Puedes leer también: 4 Formas Fáciles De Crear Abono Orgánico A Base De Frutas 

Mezclas de Sustratos

Los sustratos se mezclan para combinar características y propiedades específicas requeridas por las distintas especies vegetales. Se pueden mezclar tierras como brezo, se pueden mezclar turbas con arenas, Humus con arena, Compost con arena, entre muchas otras combinaciones. Siempre evaluando previamente las propiedades físicas y químicas de cada sustrato que compone la mezcla, en pro de los requerimientos específicos de cada planta.

Mezcla De Turba Rubia Y Perlita

Mezcla de brezo

Resulta una tierra ácida, pobre en nutrientes, de una gran porosidad que le confiere un buen drenaje En su mezcla contiene tres cuartas partes de tierra ácida que la hacen muy aconsejable para cultivar rododendros, entre otros.

Mezcla de turba

Se compone de una parte importante de turba y otra de arena gruesa o perlita, de reacción ácida. Resulta una mezcla pobre en nutrientes, que se debe regar adecuadamente. Se emplea sobre todo en semilleros.

Mezcla de tierra clásica

Es una mezcla muy equilibrada en nutrientes por lo que resulta ideal para una amplia gama de plantas. Hay centros de jardinería donde se pueden encontrar mezclas ya elaboradas de tierra que generalmente se componen de un tercio de tierra corriente del jardín, un tercio de arena, y otro de turba.

Importancia de la desinfección de sustratos

Debido a que el sustrato que se utiliza para la siembra será el medio de desarrollo del sistema radicular y por consiguiente del suministro de los nutrientes y el agua para el óptimo desarrollo de la futura planta, es necesaria la desinfección del mismo. El suelo puede albergar microorganismos como hongos de las especies Rhizoctonia solani, Pythium sp., Botrytis sp,  y Fusarium sp., que solos o en combinación pueden causar una enfermedad en las plantas conocida con el nombre de “Sancocho o Ahogamiento”.

El suelo también puede contener bacterias que causan pudrición en las semillas, así como también nemátodos del género Meloidogyne y otros que atacan las raíces de las plántulas. Igualmente, podemos encontrar larvas de insectos que van a consumir partes de las plantas, y semillas de malezas, que una vez germinadas, van a competir con éstas por agua, luz y nutrientes.

Métodos de desinfección de sustratos

3 formas de desinfección física

1.Calor húmedo: Mediante vapor de agua inyectado o simplemente con agua caliente (70 y 82ºC)
2.Calor seco: Con resistencia eléctrica debajo del suelo
3.Solarización: Es la exposición directa a la luz solar

3 formas de desinfección química

1. Aplicación de productos en forma de gas
2. Aplicación de productos en forma granulada o en polvo. Por ejemplo basamid
3.También se pueden aplicar productos en forma líquida. Por ejemplo  formol

Para despedirnos, le recordamos que las mezclas de Los Sustratos deben ser muy equilibradas en su composición, o por lo menos poseer las proporciones requeridas por las especies vegetales, para así asegurar el desarrollo de la planta en todas sus etapas. La mezcla de dos o más componentes debe hacerse cuidadosamente; se debe primero determinar las propiedades de cada uno de los ingredientes, ya que si se hace una mezcla no adecuada, pueden producirse interacciones que harán que las propiedades físicas de la mezcla final no sean las óptimas.

Quizás te guste leer 3 Pasos Para Fabricar El ¡Abono Bokashi! Para Los Suelos

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.