¿Cuándo fumigar árboles frutales para no causar daños? y 3 Practicas exitosas

Los frutales suelen ser muy propensos al ataque de plagas (insectos u organismos patógenos principalmente) que inciden negativamente en el desarrollo del árbol y en la calidad de sus frutos, por esta alta susceptibilidad es necesario conocer cuándo fumigar árboles frutales, para de esta forma poder acabar con las plagas sin perjudicar el desarrollo del árbol.

La época perfecta para fumigar frutales (desde el punto de vista fisiológico y morfológico) es entrando el Invierno ya que las hojas se caen y el árbol entra en un período latente, no es recomendable realizarlo en primavera ya que en esta estación del año brotan las nuevas yemas; el invierno siempre será el mejor momento para manejar el   problema de las plagas

Cuándo fumigar árboles frutales

Las 3 prácticas importantes que se deben realizar en invierno para el control de plagas.

1. Poda.

Se debe podar para eliminar las ramas muertas, aquellas que estén quebradas o tenga una apariencia enfermiza, esto sirve para promover vigor al árbol, también se debe tratar de abrir la copa del árbol al sol y de esta forma mejorar la circulación del aire.

La ausencia de hojas en el invierno nos brinda una clara vista acerca del estado de la estructura del árbol. Si el árbol ha sido podado y entrenado adecuadamente durante el verano, se tendrá que podar menos durante su período latente. Para controlar plagas y enfermedades se procede a eliminar todas las ramas muertas, enfermas, cruzadas o quebradas, al igual que se recomienda eliminar y quitar absolutamente toda la madera que esté muerta.

Desinfecte con regularidad todos los materiales que usó para la poda con un desinfectante o con una mezcla de blanqueador de 1:1 siempre durante la poda y cada vez que los materiales entren en contacto con la madera muerta. Lubrique las tijeras de podar con aceite una vez acabada la poda para evitar la corrosión.

Pinte el tronco y el resto de las ramas inferiores de árboles jóvenes que estén expuestos al sol para prevenir lecciones por quemaduras con una mezcla de 1:1 pintura de látex para interiores, esto también ayuda a reducir las infestaciones de barrenadores. Se aplica la pintura comenzando a dos pulgadas (5,1 cm) debajo de la línea del suelo, hasta alcanzar aproximadamente una altura de dos pies (61 cm).

2. Salubridad.

Las buenas medidas de salubridad son muy importantes y necesarias para prevenir enfermedades e insectos plagas y poder reducir las fumigaciones. Quite las hojas secas con un rastrillo antes de que caigan las primeras lluvias, estas hojas secas se usan para el compostero o sirven de alimentos para las lombrices. Quite y destruya las frutas que estén secas o momificadas que  estén el árbol y en el suelo para evitar el crecimiento de hongos y la llegadas de insectos.

3. Fumigación con aerosoles latentes.

Cuándo fumigar árboles frutales

Para saber cuándo fumigar árboles frutales, usted primero observa el árbol, si luce bien, sano y en perfecto estado se recomienda no usar productos químicos, si usted nota algún daño en su estructura o sencillamente hay alguna plaga o enfermedad cercana reportada entonces se procede a hacer uso de los productos químicos.

La aplicación y uso de aerosoles latentes nos permite un tratamiento económico y eficaz contra varios insectos y organismos patógenos que prosperan en el invierno, tales como:

  • La cochinilla (presente en muchos frutales).
  • Huevos de ácaros europeos rojos y morenos (presente en frutales de huesos y peras).
  • El perforador del duraznero (presente en el albaricoque, nectarina y durazno, aunque a veces en ciruela y ciruela pasas).
  • El ácaro del peral (presente en peras).
  • a pulguilla del peral (presente en peras).
  • Los huevos de áfidos (presente en muchos frutales)
  • El torque de la hoja (hongo) que suele estar presente en el durazno y la nectarina.
  • El barrenillo (hongo) que suele presentarse en albaricoque, nectarina y durazno.

Los aerosoles latentes se aplican en el período latente del frutal (finales de noviembre) justo antes de que inicie el proceso de hinchazón de las yemas (mediados de febrero o inicios de marzo)  El momento exacto de la aplicación puede variar dependiendo de la enfermedad que se esté controlando. Una vez que inicie la apertura de las yemas usted corre el riesgo de dañar la fruta y matar a las abejas polinizadoras por la acción del insecticida.

¿Cuándo fumigar árboles frutales?

Cuándo fumigar árboles frutales

Aquí se hace mención de los principales frutales y las fechas adecuadas para su fumigación:

  • Albaricoque:

Fumigue los árboles los albaricoqueros con aceite latente (incluyendo el tronco) para el control de ácaros, huevos de áfidos, cochinilla o cualquier otra plaga (esto debe hacerse obligatoriamente ante de que broten las yemas)

Antes de que inicien las lluvias quite y destruya todas las frutas que estén secas o momificadas para de esta forma poder reducir la podredumbre parda.

Aplique fungicida de cobre fijo para controlar el hongo del barrenillo antes de que inicien las lluvias del invierno.

No utilice productos a base de azufre para fumigar albaricoqueros.

  • Cerezo:

Para mantener al árbol a una altura conveniente para poder cuidarlo, es necesario que lo pode; debe quitar las ramas muertas, enfermas o que estén quebradas.

Se utiliza aceite latente para la fumigación del árbol (en la época en la que el árbol esté latente) se fumiga el árbol completamente incluyendo el tallo justo antes de que salgan las nuevas yemas para el control de áfidos, huevos de ácaros y cochinilla.

  • Duraznero y Nectarino.

Para mantener al árbol a una altura conveniente para poder cuidarlo, es necesario que  pode aproximadamente la mitad del crecimiento del año anterior, para la producción de luz y una mejor fumigación; al igual que con el cerezo debe quitar las ramas muertas, enfermas o que estén quebradas.

Se utiliza aceite latente para la fumigación del árbol (en la época en la que el árbol esté latente) se fumiga el árbol completamente incluyendo el tallo justo antes de que salgan las nuevas yemas para el control de áfidos, huevos de ácaros y cochinilla.

Fumigue con un fungicida de cobre dos veces, para poder controlar el torque del Duraznero y también el barrenillo, la primera vez alrededor del 15 de Noviembre y después a mediados del mes de febrero. La segunda fumigación debe realizarse cuando las yemas se estén hinchando pero antes de que abran las flores.

  • Frutales de pepita (Manzano, Peral y Membrillo)

Se poda aproximadamente entre el 15 y el 20% del crecimiento del año anterior para que entre la luz y aire a la copa y de esta forma poder mantener una buena producción de frutas y de paso asegurar una buena cobertura con las fumigaciones.

Fumigue con cal azufre (poli sulfito de calcio) exactamente cuando las yemas están hinchadas pero antes de que se abran para el control de sarna, ácaros del peral y adultos y huevos de la pulguilla del peral.

Advertencia sobre el uso de productos químicos.

Recuerden que los pesticidas son venenosos. Siempre lea y siga las instrucciones y recomendaciones que trae la etiqueta por su seguridad. Guarde los químicos en sus contenedores originales y en un gabinete muy alejado de los alimentos, de los niños y de personas no autorizadas.

Es importante resaltar que algunos químicos podrían causar daño a la planta si se están utilizando durante la fase incorrecta de su desarrollo por eso la importancia de saber cuándo fumigar árboles frutales, otro factor que también podría traernos algún inconveniente son las altas temperaturas, por eso se recomienda fumigar en Invierno.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.