10 Características de una agricultura con buenas prácticas agrícolas.

Las buenas prácticas agrícolas son hoy día una necesidad imperiosa de la agricultura moderna, sin embargo, su implementación no es sencilla. Por un lado, existe una agricultura moderna, resultado de la revolución verde, la cual es sumamente productiva, capaz de generar una gran cantidad de alimentos con una gran intensificación, pero muy contaminante y no amigable con el ambiente.

En el otro extremo, está una agricultura sustentable, poco intensiva, que causa muy poco daño al ambiente, pero que produce cantidades menores de alimento, compatible quizás con una producción de subsistencia, acorde con los siglos pasados, pero hoy día insuficiente para atender a la creciente población humana.

¿Cuál de los tipos de agricultura practicar?

Esta es una encrucijada difícil de resolver, los ecologistas plantean que la producción tiene que ser compatible con un uso adecuado de los recursos naturales, pero los economistas modernos señalan que esta agricultura no será capaz de atender los requerimientos de la población humana, creciente a unos ritmos exponenciales.

La verdad, que tenemos que atender las necesidades de la población humana, pero sin causar un deterioro importante del ambiente, logrando la perdurabilidad en el tiempo de naturaleza, para poderla dejar sin daño a las próximas generaciones.

  • La agricultura moderna.

La agricultura moderna se caracteriza por ser muy intensiva, usar el monocultivo, es decir la siembra de un solo rubro en grandes extensiones, para poder especializarse. Así mismo, usa grandes de agroquímicos como herbicida, insecticidas y fungicidas, produciendo una gran contaminación de suelos y aguas.

Agricultura moderna

Es altamente mecanizada al utilizar mucha maquinaria agrícola, para preparar tierras, sembrar, cultivar y cosechar, lo que trae en consecuencia una gran utilización de combustibles fósiles como gasolina y gasoil, produciendo gases que contaminan la atmósfera y deterioran la capa de ozono. Es muy usual el uso del tractor con sus implementos agrícolas para preparar tierras, a través del arado y la rastra; el uso de las sembradoras y cultivadoras con el tractor agrícola como fuerza de tiro, el control de malezas con maquinarias especializadas y la cosecha con grandes maquinas cosechadoras.

En cuanto al uso de materiales genéticos se usan híbridos muy especializados, líneas puras obtenidas con grandes trabajos de mejora  genética y en muchos casos materiales transgénicos.

Su alta producción por ha está apoyada en el uso de fertilizantes químicos como urea y formulas completas, producidas a nivel industrial, y aunque muy eficientes, contaminantes del suelo y de las aguas.

También puedes leer: La Climatología Y Su Estudio Relacionado Con La Agricultura

Contras de la agricultura moderna.

Así, esta agricultura moderna, producto de la era industrial, es muy productiva, capaz de generar altas producciones por hectárea, puede atender a grandes poblaciones humanas, alojadas en las grandes urbes con ninguna actividad agrícola, pero produce un daño muy grande al ambiente, por deforestación y contaminación, que la hacen poco sostenible a largo plazo y que a la larga producirá un daño acumulativo e irreversible al ecosistema.

  • Agricultura tradicional.

Por otro lado, la agricultura tradicional tiene su origen ancestral en la domesticación de plantas y cultivo de las mismas, en áreas agrícolas con poca intervención del ambiente. Fue muy común en sistemas de producción convencionales llamados conucos, donde privaba la explotación conjunta de muchos rubros, tanto vegetales como animales, con fertilización principalmente orgánica, cultivo y recolección manual y una preparación de tierras usando la tracción de sangre como es el uso de los bueyes para arar. El transporte también se realizaba en forma no contaminante, usando animales como el burro, la mula y el caballo.

Esta producción extensiva fue capaz de atender las necesidades de poblaciones rurales, donde la mayor parte de la población humana se alojaba en los campos y no en las ciudades, con muy poco procesamiento industrial de los productos, lo que hacía un consumo fresco mucho más sano, donde la demanda de alimentos era limitada.

Fue una agricultura ecológica muy poco contaminante pero incapaz de atender las grandes necesidades de alimentos de una población humana creciente, cada día más urbana, muy poco productiva en términos agrícolas y donde poder atender sus requerimientos solo es posible con una alta mecanización. Hoy día se recomienda realizar agricultura con prácticas de mínima labranza para reducir el impacto ambiental.

Agricultura tradicional

La agricultura convencional es propia de países con menos desarrollo, en cambio la agricultura moderna se desarrolla en países del primer mundo, como Estados Unidos, China, Japón y muchos países de Europa, países que han eliminado casi completamente sus ecosistemas naturales, tanto así que el gobierno subsidia a través de primas mantener áreas en barbecho sin producción vegetal, para frenar un poco el deterioro ambiental y reducir la producción que en muchos casos es excedentaria.

El gran problema de los países subdesarrollados es que producen poco y no tienen acceso a las grandes producciones vegetales porque normalmente no tienen dinero para comprarlas.

También puedes leer: 3 Tipos De Agricultura Y Su Importancia En La Sociedad

10 Características de una agricultura con buenas prácticas agrícolas.

Una agricultura con el uso de buenas prácticas agrícolas debe ubicarse en término medio entre estos dos extremos de producción y necesariamente debe practicar labores agrícolas apropiadas, menos contaminantes como son:

  1. Debe usar menos desforestación, cultivando en áreas que ya han sido deforestadas o en todo caso usar ecosistemas menos vulnerables, donde exista menos vegetación, como las sabanas en contra del bosque.
  2. De ser posible, debe practicarse la rotación de tierras, es decir dejar zonas en descanso, donde se permite el barbecho o vegetación natural, el cual mejorará la estructura del suelo, evitará la erosión, aportara nutrientes y materia orgánica y cuando vuelva a utilizarse podrá incorporar todo este material vegetal al suelo.
  3. Es necesario respetar las zonas de reserva natural, como riveras de los cursos de agua, ríos y riachuelos, para permitir las selvas de galería. Así mismo, toda finca debe tener una proporción de la misma como reserva forestal.
  4. De ser posible es conveniente sembrar dos cultivos simultáneos, para aprovechar mejor el suelo y la radiación solar. Un buen ejemplo de esto es la siembra de maíz y caraota simultáneamente, donde el maíz como planta erecta brinda apoyo a la caraota que es una enredadera y esta aporta nitrógeno al suelo. Es conveniente también la rotación de cultivos, donde debe incluirse siempre una leguminosa, como frijol, caraota o quinchoncho, ya que tienen simbiosis con las bacterias en una estructura llamada nódulos de rhizobium que fijan nitrógeno en el suelo. cuida la tierra con las buenas practicas agrícolas
  5. En cuanto a la fertilización debe recurrirse al máximo a los abonos naturales, como estiércol, cama de pollo o de cerdos elaborada a partir de la concha de arroz, residuos industriales como concha y pulpa de café, cascarilla de cereales, etc. Estos abonos orgánicos además de mejorar la estructura del suelo, son más económicos y aportan nutrientes esenciales. Los abonos químicos solo deben usarse en casos especiales.
  6. Es indispensable tener presente que el reciclaje es una práctica indispensable. Es necesario reciclar los desechos orgánicos, las aguas servidas y los subproductos para así disponer de sistemas de producción más estables y menos contaminantes.
  7. Respecto a los agroquímicos estos deben usarse al mínimo, hay buenas experiencias con la gallina y la oveja usados para el control de las maleas. Algunas plantas como el Nim tienen efecto insecticida y muchos son los productos naturales que pueden controlar plagas y enfermedades.
  8. El uso de barreras rompevientos usando árboles resistente y de rápido crecimiento ha dado buenos resultados. También el uso de barreras vegetales para evitar la erosión ha resultado ventajosa, usando plantas como el vetiver o el malojillo.
  9. Las mejoras genéticas pueden utilizarse, como líneas puras, variedades, clones, e incluso híbridos pero materiales transgénicos deben evitarse, porque no se conocen bien sus implicaciones a futuro.
  10. En el caso de cultivos anuales, como cereales, leguminosas y raíces y tubérculos, los restos vegetales que quedan después de la cosecha, conocidos como socas, deben incorporarse al suelo y no quemarlos, para mejorar su estructura y permitir el agregado de nutrientes.

En definitiva, solo el uso de buenas prácticas agrícolas permitirá una agricultura más sustentable, más productiva y menos contaminante.

También puedes leer: La Agricultura De Conservación Como Ventaja Para El Medio Ambiente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.