6 Generalidades sobre la 【 Producción de coliflor, brócoli y col 】

El cultivo de numerosas frutas y hortalizas frescas trae consigo diversos beneficios entre las que destacan: beneficios económicos para sus productores, mientras que por otra parte el consumidor goza del beneficio para la salud que resulta de su consumo habitual que está ampliamente comprobado. La producción de coliflor y col, al igual que su manejo agronómico son pocos conocida, sin embargo son hortalizas con un alto consumo a nivel mundial.

Producción de coliflor

Para aprender más sobre cómo producir hortalizas, te invitamos a leer: ¿Cómo Preparar La Tierra Para Un Huerto? Pasos Y Técnicas Para El Éxito

El término coles se emplea para referirse a diferentes variedades de la familia botánica de las Brassicaceae conocida también como Crucífera. El brócoli, las coles de Bruselas, el repollo (col), coliflor y colinabo, son todas variedades diferentes de la especie Brassica oleracea. Son conocidas por ser hortalizas de temporada fresca que requieren temperaturas que oscilan entre 15.5-21.5ºC para un crecimiento óptimo y pueden resistir heladas ligeras sin sufrir de algún daño.

La col posee una gran importancia a nivel mundial, esta planta se cultiva anualmente por sus pellas, que se consumen de diversas maneras (principalmente como verduras o en ensaladas, utilizándose crudas, cocidas, en encurtidos o industrializadas). En países del trópico la producción de coliflor y col se da durante todo el año.

La parte comestible son sus hojas que ha sufrido una modificación producida por el hombre a través del mejoramiento genético, se consumen principalmente en forma cruda o cocida en ensaladas aunque también se usa en sopas u otros platillos.

Las 6 generalidades que debes conocer sobre la producción de coliflor, brócoli y col

Cultivo de Brócoli

1. Requerimientos edafoclimáticos

La coliflor resulta mucho más sensibles a las heladas que el brócoli, responde bastante mal a las temperaturas por debajo de 0°C, también se ve afectada notoriamente por temperaturas superiores a los 26°C. La temperatura adecuada para la producción de coliflor debe ir entre 15.5 y 21.5ºC.

Las variedades, y su ciclo, se cultivan en relación a las posibles heladas. En estos casos se utilizarán variedades cuyas hojas arropa las pellas cuando alcancen su tamaño de mercado, pero deben ser cosechadas antes de que las hojas se abran y dejen de proteger la pella que puede ser dañada entonces por las bajas temperaturas.

La col se da muy bien en climas templados y frescos; en los países  tropicales y subtropicales  se produce todo el año, preferiblemente durante el invierno o en la temporada de lluvia.

La temperatura mínima para que germine es de 4.4°C y la máxima de 35°C siendo la óptima de 29.4°C. Las temperaturas ambientales propias para su crecimiento y adecuado desarrollo son de 15°C a 20°C, con mínimas de 0°C y máximas de 27°C.

2. Suelo

La coliflor es una planta bastante exigente en cuanto a requerimientos de suelo, mucho más exigente con respecto a las otras variedades de Brassica oleracea necesitando suelos con buena fertilidad y con un gran aporte de nitrógeno y de agua. En tierras de mala calidad, con poca materia orgánica o en condiciones desfavorables no alcanzan un adecuado crecimiento.

Tiene preferencia por suelos porosos, no encharcados, pero que al mismo tiempo tengan capacidad de retener la humedad del suelo.

Requiere de un pH medianamente ácido a neutro (6,5-7) en suelos más alcalinos se desarrolla con poca vigor. Por lo general los suelos tienen un pH más bastante elevado, por lo que se recomienda la aplicación de abonos que no ejerzan un efecto alcalinizante sobre el suelo.

La mayoría de las coles son medianamente tolerantes a la salinidad, siendo las coles rojas más sensibles que las blancas.

También le podría interesar: NUTRICIÓN VEGETAL- Fases Y Elementos Esenciales Para Tener Plantas Sanas

3. Labores culturales

Las buenas prácticas agrícolas inician desde que se selecciona un buen terreno para sembrar, la calidad del agua del riego, la aplicación de plaguicidas, la higiene y sanidad del trabajador entre otras; de manera de evitar cualquier mal que pueda afectar a la producción.

Las labores culturales son las prácticas iniciales en cualquier sistema de producción, de esto depende gran parte del éxito o fracaso que usted tendrá en el cultivo. Entre las principales labores culturales destacan:

3.1 Barbecho

Esta técnica se realiza al finalizar la cosecha del último cultivo a una profundidad de 30 a 50 cm, el objetivo del barbecho es voltear el suelo para exponer plagas y enfermedades al medio ambiente para su eliminación por las condiciones adversas o enemigos naturales; así como proporcionar aireación y porosidad al suelo.

3.2 Rastreo

El rastreo se realiza después del barbecho con la finalidad de mullir los terrones para facilitar los trabajos posteriores.

3.3 Nivelación

La nivelación se realiza con el fin de mejorar eficiencias de conducción del agua de riego, tomando en cuenta los desniveles.

3.4 Surcado

El surcado es la última actividad cultura antes del trasplante; la densidad de siembra para el cultivo de col y coliflor es de  1.80 a 2.00 m entre surcos y de 0.3 a 0.5 m entre plantas.

4. Siembra

brócoli

En condiciones tropicales se pueden producir durante todo el año, sin embargo la época perfecta va desde los meses de noviembre a marzo que hay una baja general en la temperatura. Lo recomendable es realizar los almácigos en los meses entre verano y otoño.

Las dosis de semilla son de 2 a 4 gramos por metro cuadrado de almácigo. Se ocupan alrededor de 70 metros cuadrados de almácigo por hectárea de plantación ejecutada a 70 x 40 cm, sobre la base de un rendimiento de 600 plantas por metro cuadrado.

Algo que se debe tener en cuenta es que la fecha de la plantación influye mucho en el peso de los fruto una variante que va unida al ciclo, es decir, en los ciclos más cortos, las primeras fechas dan pesos algo mayores que en la últimas, ocurriendo al contrario en los ciclos más tardíos. En los cultivares tardíos, la variación de fechas de plantación permite una recolección escalonada dentro de cada cultivar.

El trasplante se realiza una vez la planta haya alcanzado 10 cm de altura. Si las plantas tienen una altura mayor entonces se realiza un pequeño recorte de las hojas exteriores y un leve despunte de la raíz principal; también se recomienda sumergir las raíces en una solución de fungicida.

5. El riego

producción de repollo

Es necesario saber que la coliflor demanda más agua que el brócoli, esto se debe a que su ciclo de cultivo es mucho más largo, por se le suele aplicar un riego que va de 7 a 14 riegos por semana. La coliflor es una planta muy sensible al encharcamiento por eso es recomendable  aplicar riegos hasta pasados unas 2 ó 3 semanas tras la plantación (esto dependerá de las condiciones climáticas).

La coliflor es un cultivo medianamente sensible a la salinidad del agua de riego. Por ello es recomendable la aplicación de abono que no incremente la salinidad del agua de riego y del suelo.

6. Nutrición

En el cultivo de Coliflor es muy común observar deficiencias de Boro y Molibdeno. La deficiencia de Boro produce la “pudrición parda” del pan, ligera tonalidad pardusca y el crecimiento se detiene. Si la deficiencia es debido al molibdeno, los síntomas se hacen visibles en las hojas de coliflor; los bordes se enrollan hacia arriba, si la deficiencia es más aguda las hojas no se desarrollan y no se forma la cabeza o pan.

Para aprender más sobre la producción de diferentes hortalizas lo invitamos a leer: Calendario De Huerto Ecológico: ¡Las Mejores Fechas Para Sembrar!

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Utilizamos cookies para asegurar que se le proporcione la mejor experiencia en nuestro sitio web.