POSTCOSECHA de Frutas Tropicales – ¡Una Comercialización exitosa!

El productor debe garantizar el buen estado del fruto aún después que esta fue cosechada, el buen aroma, el color, la textura y sobre todo el sabor son un garante de buena calidad. El manejo de postcosecha viene de la mano por supuesto de un buen manejo integrado tanto en la cosecha como en la precosecha, todos estos aspectos y más son de gran importancia para una excelente producción y comercialización.

Para conocer más sobre frutales, le recomendamos leer: 4 Frutales Para Jardín: Ricos Y Muy Fáciles De Sembrar.

La respiración en frutales.

Maduración en frutales.

La fruta después de la cosecha sigue respirando, este proceso lo llamamos maduración, cuando el fruto llega a su punto de madurez exacto, viene el proceso de la senescencia, es decir el fruto empieza a pudrirse. Aunado a todo esto, el fruto una vez cosechado es expuestos a múltiples cambios por acción de la falta de agua, elevadas temperaturas e incluso por acción del medio donde se transporta.

La respiración cumple con un papel fisiológico fundamental para el fruto, mediante este proceso el fruto obtiene la energía necesaria para diferentes procesos biológicos que son indispensables. El proceso de la respiración se da a expensas a las sustancias de reservas, estas se oxidan a través del consumo  de oxígeno y del dióxido de carbono. La respiración también genera calor vital, que tiene una importancia enorme dentro del proceso de maduración.

Además resulta propicio aclarar que el proceso de respiración se lleva a cabo de forma diferente en los frutales, sobre todo en los frutales tropicales.

El ritmo de la respiración se divide en:

  • Bajo:

Con un rango de respiración a 5°C (mg CO2/kg/h) de 5 a 10. En este grupo encontramos a los cítricos, papaya, melón, piña y sandía.

  • Medio:

Con un rango de respiración a 5°C (mg CO2/kg/h) de 10 a 20. En este grupo encontramos al mango y a las musáceas.

  • Alto:

Con un rango de respiración a 5°C (mg CO2/kg/h) de 20 a 40. En este grupo encontramos al aguacate.

Manejo de postcosecha de algunos frutales tropicales.

1.Manejo de postcosecha de la papaya (Carica papaya L.)

Papaya

Como se sabe, el fruto de la planta de papaya es una baya de forma generalmente ovoide, aunque la forma dependerá estrictamente de la variedad que se cultive, también es muy común encontrar papayas con forma oblonga, esférica y hasta piriforme. En el centro presenta una cavidad que puede ser angosta o muy ancha donde estarán insertas las semillas, podemos encontrar numerosas semillas, o quizás no encontrar ninguna.

Gracias a su gran dulzor, es una fruta muy cosechada y con una enorme importancia en el comercio de frutales en el mundo.

El fruto de la papaya tiene aproximadamente 85% de agua, 10 a 15 % de azúcares, 0.5 % de proteínas, además de ser una fruta muy rica en Vitamina A, B1, B2 y C.

Es una fruta climatérica ¿Qué significa esto? La papaya después de su cosecha sigue produciendo grandes cantidades de Etileno (fitohormona relacionada con el proceso de la maduración de los frutos), unido a esto, sigue presentando una alta tasa de respiración; si usted cosecha la fruta muy inmadura, esta nunca va a madurar. Después de la cosecha, la papaya es muy susceptible a los daños físicos y al deterioro en general por lo que su manejo tiene que ser muy cuidadoso.

Las normas del Codex Alimentarius para la papaya.

Estas normas son aplicables para las diversas variedades comerciales de Carica papaya L., de la familia de las Caricaceae. Esta fruta debe presentarse fresca al consumidor. Se excluyen a las frutas que son destinadas a elaboración industrial.

Requisitos mínimos en cuanto a la comercialización de la fruta:

  • Deben estar enteras.
  • Las frutas deben tener una consistencia firme.
  • Estar frescas.
  • Deben estar sanas, no puede estar en proceso de descomposición, o mostrar alguna sintomatología por alguna enfermedad.
  • No pueden presentar materias extrañas visibles, daños causados por parásitos, magulladuras pronunciadas o daños causados por las bajas temperaturas.
  • Estar exentas de humedad externa anormal, salvo la condensación consiguiente a su remoción de una cámara frigorífica.
  • No puede presentar olores y mucho menos sabores extraños.
  • La longitud del pedúnculo no deberá ser superior a un centímetro, y el corte deberá ser neto.
  • Las frutas deben estar suficientemente desarrolladas y presentar un grado de madurez satisfactorio.

Para conocer más sobre papaya, le invitamos leer: 12 Pasos Para Realizar El Cultivo De Papaya En Casa

2. Manejo de postcosecha de la piña (Ananas comosus).

Piña

La piña es una infrutescencia, es decir son varios frutos unidos para formar uno. La piña está compuesta generalmente por 150 a 200 frutos individuales que se unen al eje central. En el extremo superior encontramos la corona de hojas, ésta continúa creciendo hasta que el fruto alcanza su madurez fisiológica completa, además de servir como medio de propagación.

Un factor que cumple una notoria importancia dentro de la maduración del fruto, es el factor climático, la piña puede tardar entre 5 a 6 meses para alcanzar su punto de maduración fisiológica completa.

El porcentaje de almidón en el fruto de la piña es realmente mínimo, está constituida por 80 a 90% de agua, 12 a 15 % de azúcares donde un gran porcentaje de este lo encontramos en forma de sacarosa, y el resto en forma de glucosa; su contenido de proteínas y grasa es muy bajo.

La piña contiene una enzima proteolítica llamada bromelina que es utilizada para ablandar carnes. Una de las ventajas de la postcosecha de la piña que es una fruta no climatérica, es decir no continúa madurando después de la cosecha, sin embargo podemos observar que cambia de color verde a colores amarillentos, pero no es por acción de algún efecto de maduración, sino por la degradación de la clorofila.

Uno de los grandes problemas en el manejo de postcosecha y conservación de la fruta es la podredumbre del fruto, un efecto provocado por el hongo Thielaviopsis paradoxa que infecta una vez cosechada la fruta, casi siempre la aparición de este organismo fúngico se debe por el mal manejo de la limpieza en diferentes herramientas, por eso es importante la desinfección.

Las normas del Codex Alimentarius para la piña.

Estas normas aplican para todas las variedades comerciales de Ananas comosus perteneciente a la familia de las Bromeliaceae y que deben ser suministrada de forma fresca al consumidor. Se excluye las frutas destinadas a la producción industrial.

Requisitos mínimos en cuanto a la comercialización de la fruta:

  • La fruta debe estar entera y sin corona.
  • Deben estar frescas, cuando la fruta presente la corona, debe estar verde y no presentar ningún síntoma de marchitamiento.
  • Se excluirán aquellas frutas que presenten podredumbre o algún daño.
  • Deben estar libres de materias extrañas que sean visibles.

3. Manejo de postcosecha del plátano (Musa acuminata y Musa balbisiana).

plátano

El fruto del plátano es lo que se conoce como una baya partenocárpica, esto significa que el frito se forma sin la necesidad que la flor femenina sea fecundada; es un fruto climatérico, sin embargo la recolección debe darse exclusivamente cuando el fruto ya ha alcanzado su madurez fisiológica, es decir cuando esté verde pero tenga una consistencia más suave.

La pulpa del plátano contiene aproximadamente 70% de agua, además de poseer importantes cantidades de almidón y taninos. Es una fruta muy rica en carbohidratos digeribles, es considerada en el mercado la fruta tropical más importante a nivel de vista comercial. Además de estar presente en la dieta de casi todos los países, sobre todo en aquellos que presentan problemas de seguridad alimentaria.

En cuanto al manejo de la cosecha hay que tener mucho cuidado con el Moko del plátano, una enfermedad bacteriana causada por Pseudomonas solanacearum que ocasiona grandes daños a nivel anatómico y comercial, cuando el fruto es atacado por esta enfermedad no muestra síntomas visibles externamente, pero la pulpa pasa a presentar un color oscuro y su consistencia se vuelve seca, por lo que no es apta para el consumo.

Las normas del Codex Alimentarius para el plátano.

Estas normas aplican solo para los bananos y demás variedades comerciales del género Musa de la familia de las Musaceae. Se excluyen aquellas frutas destinadas a la producción industrial.

Requisitos mínimos en cuanto a la comercialización de la fruta:

  • El plátano debe estar entero.
  • Debe poseer una consistencia dura.
  • No deben mostrar daños por acción de alguna plaga o enfermedad.
  • No puede presentar malformaciones.
  • El fruto tiene que estar exento de magulladuras.

Para aprender más sobre la producción de musaceae, recomendamos leer: 6 Sencillos Pasos Que Debes Dar Para Realizar La Siembra De Plátano

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.