“SEMILLAS para el HUERTO” – Principios Básicos para su Producción

Un huerto familiar es una pequeña área de cultivo agrícola localizado cerca de la casa que puede estar en un suelo urbano, periurbano o rural, que debe presentar disponibilidad de agua para el riego. Las semillas para el huerto deben preferiblemente presentar resistencia contra plagas y enfermedades, además de compaginarse con la preferencia de cada familia, por lo general en un huerto familiar hay de 15 a 20 especies de hortalizas que sirven para satisfaces los requerimientos nutricionales de toda la familia.

Los productos que son obtenidos de la huerta, tienen el objetivo primordial de aumentar el nivel nutritivo necesario para suplir los requerimientos alimenticios de los integrantes de una familia. Si se posee un terreno lo bastante grande incluso se puede obtener beneficios económicos si se generan excedentes que puedan ser comercializados en mercados locales.

Le recomendamos leer: ¿Cómo Preparar La Tierra Para Un Huerto? Pasos Y Técnicas Para El Éxito

Principios básicos para la producción de semillas para el huerto.

semillas de tomate

La producción de semillas de forma artesanal es un conjunto de prácticas muy sencillas accesibles y económicas utilizadas en la multiplicación de este material de propagación.

¿Por qué producir semillas para el huerto?

Las semillas que son utilizadas en la siembra de la huerta, casi siempre se obtienen a través de la compra en el mercado, lo que significa un incremento mayor para los agricultores. Es importante resaltar que la cantidad de semillas necesarias para producir hortalizas en la huerta es pequeña, así como tampoco se necesitan grandes espacios físicos, entonces producirlas no significa grandes inversiones sino solo el trabajo.

Entre las múltiples ventajas de producir semillas para el huerto tenemos:

  1. Genera un beneficio social y económico a la familia campesina.
  2. Obtención de semillas de variedades introducidas, adaptadas o locales que presenten resistencia a plagas y enfermedades, a las condiciones climáticas adversas y adaptabilidad al tipo de suelo.
  3. Las variedades locales muchas veces son las que más prefieren por su gusto. Forman parte de la cultura o hábitos alimenticios de los agricultores, pero no pueden ser compradas porque no son vendidas en el mercado.
  4. Fomentar y aprovechar el trabajo en familia.
  5. Un importante ahorro familiar, ya que no hay que comprar semillas cada vez que se realice una siembra en la huerta.
  6. Producción de semillas sólo en las cantidades necesarias por parte de los agricultores.

Factores a los que apunta la auto-obtención de semillas.

1.Biodiversidad:

Es bueno seleccionar y poder potenciar las variedades locales que han sido probadas o desarrolladas por institutos nacionales de investigación y que posean características de adaptación al lugar en cuestión.

En los últimos años las producciones han estado marcadas por la incorporación de híbridos que presentan un alto rendimiento y productividad lo que provoca el monocultivo, aunque se han obtenido ventajas en el área de resistencia a plagas y enfermedades, sin embargo el principal  problema corresponde a la dependencia por parte del agricultor hacia estas semillas.

2. Reducción de costos:

La producción de semillas siempre será rentable debido al mínimo costo que significa tener una superficie con algunas plantas destinadas a esa función.

No en todos los casos la producción de semillas en huerto es rentable, esto dependerá de la especie esta producción permitiría la obtención de aquellas semillas difíciles de conseguir en el mercado.

Se reducen los costos que se generan al comprar semillas para cada siembra.

Producir semillas de aquellas especies menos comerciales y por ende más caras. Algunas de estas inclusive pueden propagarse vegetativamente por esqueje, como ocurre con el berro.

3. La pérdida de variedades vegetales:

Años tras años se registran enormes disminuciones a lo que variedades vegetales se refiere. Por ejemplo un estudio realizado, demostró que en  Estados Unidos desde el año 1902 hasta la actualidad  ha desaparecido hasta un 80% de diversas variedades vegetales.

También le podría interesar leer: 3 Formas De Mecanismos De Transmisión De “Enfermedades En Semillas”

4. Autogestión:

Generar la participación de toda la familia y de la comunidad involucrando de manera más completa al productor y sus familias con sus huertas, aumentando la sensibilidad y el aprecio por el trabajo en equipo y sus frutos.

Balancear a nivel local la producción de semillas frente a la producción o importación por parte de las compañías. Esto reduce al productor a la obtención de muy pocas variedades y la imposibilidad de negociar precios.

En caso de generar excedentes, la comercialización de estas semillas significa una importante  fuente de ingreso económico para las familias a través de un servicio que presta beneficios a la comunidad.

5. Renovación del vigor y de la calidad genética de la semilla.

Para evitar ciertos inconvenientes que ocurren cuando se han usado de manera consecutiva semillas obtenidas a partir de la autoproducción es necesario que cada cierto tiempo se renueve la fuente de las semillas adquiriéndolas en instituciones nacionales o en empresas (semillas certificadas).

Extracción se semillas para el huerto.

Para realizar la extracción y posterior siembra de diversas hortalizas hay que comprender a que especie y familia botánica pertenecen, dada la forma de su siembra y sus hábitos de crecimiento.

Solanáceas: Berenjena, Tomate y Pimentón.

Cucurbitáceas Melón, Pepino, Sandía.

Fabaceas o Leguminosas: Frijol.

Para la extracción semillas para el huerto en general, se deben realizar los siguientes pasos:

  1. Destinar algunas plantas para la producción de semillas.
  2. Se deben elegir plantas vigorosas, éstas deben poseer las características propias de la variedad que se quiere multiplicar.
  3. No deben presentar evidencias de haber sufrido ataques de plagas o enfermedades. Las plantas deben presentar buena producción de frutos, un buen desarrollo anatómico y fisiológico.

1. Elección de los frutos.

Se deben cosechar los mejores frutos, aquellos que contengan una buena apariencia tanto externa como interna.

Se deben descartar aquellos frutos que contengan manchas o una apariencia extraña, por ejemplo: manchas o arrugas. O evidencia de síntomas y signos de alguna enfermedad.

2. Extracción de semillas:

Para la extracción de las semillas se debe seleccionar frutos maduros y comprobar si la semilla ha alcanzado su punto de madurez fisiológico.

Se deben descartar aquellas semillas que posean algún color u olor extraño.

Puede ayudarse de diversos utensilios como cuchillos y cucharas.

Limpieza y secado:

Luego que se han extraído las semillas, éstas deben ser lavadas para asegurar el desprendimiento total de restos de fruto.

El secado puede realizarse sobre mallas metálicas o cribas. La ventilación es súper importante ya que evita el ataque de hongos.

Ficha técnica para la extracción de algunas semillas para el huerto.

1. Berenjena:

Berenjena

Solanum melongena L.

Tipo de siembra: Almácigo-Trasplante (4 o 6 hojas verdaderas).

Rendimiento de semilla: 15/ metro cuadrado.

Número de semillas por gramo: 220-250.

Duración germinativa: 2 años.

Es  similar al tomate, esta especie produce cerca de 150 semillas por fruto, por lo que con un fruto tendremos las semillas necesarias para la siguiente siembra.

2. Frijol.

Frijol

Phaseolus vulgaris.

Tipo de siembra: Directa (Todas las fabáceas se siembran en forma directa).

Rendimiento de semilla: 150 gramos/ metro cuadrado.

Número de semilla por gramo: 2-5.

Duración germinativa: 2 años.

El número promedio son de 4 a 6 semillas por vaina, por lo cual con 12 vainas usted tendrá las suficientes cantidad de semillas para la siguiente siembra.

3. Lechuga:

Lechuga

Lactuca sativa.

Tipo de siembra: Directo/ Almácigo.

Rendimiento de semilla: 50/100 gramos por metro cuadrado.

Número de semillas por gramo: 700-800.

Duración germinativa: 5 años.

Al dejar de florecer la lechuga, se obtienen aproximadamente 3000 semillas, por lo cual con dos plantas es suficiente para la siguiente siembra.

Para saber más sobre la agricultura ecológica, le recomendamos leer: 10 Características De Una Agricultura Con Buenas Prácticas Agrícolas.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.