8 Recomendaciones para tener éxito en el cultivo de caña de azúcar.

En diversos países de América el cultivo de caña de azúcar posee una importancia bastante significativa desde el punto de vista económico. En México y Colombia la proporción en cultivo se puede comparar con el de varios cereales, como por ejemplo el maíz y el sorgo. Una de las ventajas del cultivo es que se adapta bastante bien a diversas condiciones, aunque se ve afectado por diversas plagas y enfermedades.

8 Recomendaciones para tener éxito en el cultivo de caña de azúcar.

Siembra de caña

1. Preparación del terreno:

La preparación del terreno dependerá  del estado en el que se encuentre el suelo. En un terreno con suelos francos de mediana dureza, la preparación consiste en un barbecho y en el cruce con arados de disco, luego de esto, se pasa una rastra pesada atravesado a la cruza. Es muy importante que al barbechar, el arado debe tener una profundidad de aproximadamente 40 cm de hondo, dado que la raíz, necesita  un terreno bastante blando para poder ramificar.

Para poder barbechar y rastrear, el terreno debe estar húmedo; si el suelo está muy mojado, el arado lo voltea de forma de lonjas muy grandes, si la tierra está muy seca, el arado la rompe con bastante dificultad, en ocasiones el terrón está tan duro que la rastra no la rompe así pase varias veces.

Una vez que la tierra ha sido bien removida, se procede a realizar los surcos (cada surco debe tener una separación de 1,20 metros) con un arado de doble reja. Los surcos deben ser hondos y profundos, al menos que el suelo sea delgado. Es importante que el fondo del surco esté parejo y no tenga terrones, dado que así la semilla queda bien asentada.  Los surcos se deben realizar con una pendiente muy ligera, para que al momento de la lluvia o mediante el riego, el agua pueda penetrar hasta las raíces.

2. Selección del terreno:

Por lo general, los terrenos que se emplean para el cultivo de caña de azúcar suelen ser planos, con pendiente bastante ligera que permite la corriente lenta del agua, pero al mismo tiempo también asegure la adecuada salida del agua (tanto de riego como de lluvia).

Los suelos más convenientes para el cultivo de caña de azúcar  son de diferentes categorías: Se encuentran los llamados “atocles” , que son suelos muy suaves y fáciles de preparar, pasando por los barros amarillos, pardos, rojos y negros, que requieren de una mayor preparación para desterronarse.

Para aprender más sobre diversos cultivos alternativos, le invitamos a leer: 10 Recomendaciones Útiles Para El Cultivo De Yuca.

En todo caso, lo importante es que deben ser suelos profundos, dado que las raíces de estas plantas necesitan una profundidad de 40 cm para poder crecer.

Los tescales no son suelos muy convenientes debido a que las rocas no permiten una labor profunda de preparación, ya que tienen que trabajarse con yuntas, los suelos arenosos tampoco son recomendables, ya que no son capaces que retener el agua.

3. Las variedades:

Variedad de caña grande

Actualmente las variedades que más se emplean provienen de México, han mostrado muy buena resistencia a diferentes condiciones abióticas y un excelente rendimiento:

  • Mex. 57-473: Esta variedad es de color verde-blanquecino, con un grosor mediano, pulpa suave y jugosa, es muy precoz a la hora de formar la azúcar, posee un buen rendimiento tanto de caña como de azúcar por hectárea. Sin embargo es una variedad que es muy exigente en cuanto a suelos y suministro de agua.
  • Mex. 69-749: Es de color verde, de grosor mediano y muy alta. Es una variedad que es mucho más nueva que la anterior, tiene una pulpa bastante jugosa. Se le considera bastante prometedora, dado que el capaz de producir azúcar en menor tiempo que Mex. 57-473.

Para conocer más sobre la producción vegetal, le invitamos a leer: La Piña Y Sus Variedades Más Exquisitas. ¡Cultiva La Que Más Te Guste!

4. Selección de las semillas:

Como se sabe, la caña es una planta que se propaga de forma asexual. La estaca siempre se debe tomar de plantas que contengan entre 9 a 11 meses de edad, que estén erectas, con yemas frescas, enteras y que no muestran lesiones de alguna enfermedad o plaga.

La calidad y la sanidad de la semilla son aspectos fundamentales muy importantes, de esta forma se protege la futura siembra y posterior cosecha, además de  evitar la introducción de plagas y enfermedades en campos que estén sanos.

5. Época de siembra:

La mejor  época para sembrar caña de azúcar es en los meses que van desde julio hasta noviembre (Hemisferio norte). Si usted, por el contrario se encuentra en el hemisferio sur, lo ideal es comenzar la siembra 10 días antes del inicio de las lluvias.

El período de Julio-Septiembre es muy favorable para la siembra, dado que las altas temperaturas y abundancia de agua, permite que la caña crezca rápidamente. El período octubre-noviembre también beneficia al cultivo dado que permite ahorro en el riego.

6. Siembra:

La cantidad de semillas, dependerá del espacio disponible. Los productores de caña de azúcar, trocean las cañas en pedazos de 60 cm de largo, que tienen entre 4 a 6 yemas.  Después de la tapa se realiza un riego de asiento, lo que permite que aparte de regar, se verifica que la semilla esté bien sembrada.

7. Riego:

El primer riego ocurre al momento que se realizar la siembra, es el conocido riego “de asiento”, este permite que la semilla se ponen contacto directo con el suelo y las yemas disponen de la suficiente humedad para empezar a propagarse.

El segundo riego se aplica aproximadamente 10 días después del primer riego, dado que las plantas empiezan a germinar y en caso de que existan algunas que todavía no lo hacen, el segundo riego ayuda a estimular la germinación.

En ocasiones, dependiendo de la época y de las condiciones ambientales, hace falta un tercer riego 20 días después de la siembra para que la caña acabe de germinar.

Cuando se da el proceso de germinación, la planta nace y queda bien establecida en el terreno, los riegos se hacen cada 3 semanas (invierno)  y cada 2 semanas en época de máxima sequía. En época de lluvia no aplique riego, puesto que el exceso de humedad favorece la presencia de múltiples patógenos.

El riego se suspende de forma permanente de 20 a 30 días antes de la cosecha.

8. Madurez de la caña de azúcar:

Madurez de la caña

En la industria de la caña, se reconoce dos tipos de madurez:

  • La madurez fisiológica: La madurez propia de la planta, que ocurre cuando hay una floración (dependiendo de la variedad) o brote de la espiga. En el campo se puede reconocer si la caña está madura cuando el cogollo solo posee unas seis hojas  verdes, y el resto de las hojas están secas. Otras características que permiten observar la madurez fisiológica de la caña, es por ejemplo cuando hay brotes de yemas en la parte superior del  tallo, esto es un indicio de que la planta rebosó su punto de madurez.
  • La madurez industrial: Esta ocurre cuando al analizar una muestra del guarapo extraído de una planta alcanza su máximo contenido de azúcar.

Le puede interesar leer también: POSTCOSECHA De Frutas Tropicales – ¡Una Comercialización Exitosa!

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Utilizamos cookies para asegurar que se le proporcione la mejor experiencia en nuestro sitio web.